Al ser humano siempre le ha gustado divertirse. Algunas personas consiguen saciar sus ansias de bienestar y diversión dándose pequeños placeres como irse a tomar una cerveza con un amigo, mientras que otras solo lo hacen si salen a vivir grandes aventuras o realizan actividades extremas y que les suben la adrenalina.

Si miramos hacia el pasado, los humanos siempre han intentado buscar subidones de adrenalina. Estos son diez deportes extraños (y extremos) que se han practicado en momentos de la historia por algunas civilizaciones. Muchos se han expandido por otros países hasta llegar a ser globales, mientras que otros se han mantenido como característicos de una civilización. Sea como sea, son una muestra de que nuestros antepasados también estaban deseando arriesgar sus vidas con tal de pasárselo bien un rato, igual que nosotros en un parque de atracciones. 

1. Salto de toro – Creta 

En el año 1400 antes de Cristo, se pintó en el Palacio minoico de Knossos (Creta) a un joven saltador retrocediendo ante un toro que corría hacia él. Esta no es la única muestra de que este deporte existió. 

Existen pinturas y esculturas que representan figuras que agarraban los cuernos de un toro en numerosas localizaciones minoicas. Algunos investigadores creen que esas imágenes no fueron un evento real, sino que muestran uno mítico. En cambio, otros apuntan a que esas escenas se parecen a los acontecimientos modernos de tauromaquia, en los que los hombres saltan sobre los toros. 

En muchas imágenes de Creta aparecen hombres que usan los cuernos de un toro para saltar sobre el lomo del animal, por lo que parece que el salto de toros eran un ritual que realmente tenía lugar en Creta.

Además, ha de recordarse que la antigua Creta fue el hogar del Minotauro (una criatura de la mitología que era mitad humano y mitad toro, y que pedía sacrificios humanos), ¿Es posible que este “deporte” se diese a través de la leyenda de esta criatura legendaria?  

2. Fútbol de Carnaval – Reino Unido 

En Inglaterra, desde el siglo XIV en adelante, el Martes de Carnaval se convirtió en un día popular para los jóvenes en el que reunirse para jugar con una pelota. 

Estos juegos fueron la génesis del fútbol moderno y de los fans extremos y violentos, o hooligans, que apoyan este deporte. 

Se fabricaba una “pelota” con una vejiga de cerdo inflada con el objetivo de devolverla a la aldea del equipo propio. Realmente, era un motín con un objetivo fijado y hubo muchas muertes y extremidades rotas por jugar a este “deporte.” 

Era algo común que cientos de hombres compitieran entre sí en el fútbol medieval, pues competían pueblos enteros. En el caso de las ciudades, competían normalmente entre grupos de aprendices de distintas profesiones, que corrían por las calles estrechas. 

Esto no pareció gustarle al rey Eduardo III, que en 1365 lo prohibió por ser una molestia y una distracción para los hombres sanos de la práctica de tiro con arco. En cambio, estaba equivocado pensando que era un deporte inútil, ya que además de divertirse, los hombres practicaban la lucha, solo que no el tipo adecuado que iba a darse en las guerras. 

Como curiosidad, se sabe que en un partido de fútbol de Carnaval jugado en Francia, alrededor de 40 hombres murieron en un estanque al que se había caído la pelota. 

3. Pankration – Grecia 

En la Antigua Grecia, el Pankration era un deporte olímpico en el que dos hombres se enfrentaban entre sí en una pelea brutal que tenía muy pocas reglas. Las únicas, de hecho, eran que los luchadores no podían morder, apretar o atacar a los genitales del contrincante. Por lo demás, cualquier otra maniobra era válida si conseguía derrotar al enemigo en batalla. Normalmente, la derrota se daba cuando uno de los dos declaraba su rendición. 

Una de las luchas más conocidas de este deporte fue la última del famoso Arraquión de Figalia. Arraquión ganó el campeonato de Pankration en las olimpiadas de una manera bastante inusual. 

Él estaba siendo estrangulado por su contrincante, mientras le agarraba la pierna. Arraquión consiguió romper un tobillo del contrario, lo que causó que éste se rindiera. 

De esta manera, Arraquión había ganado la batalla, pero cuando los jueces se acercaron a él, se lo encontraron muerto por el sofoco que había sufrido. Aún así, el cadáver del ganador fue paseado por las ciudades, se le dio la corona de vencedor y se le construyó una estatua de homenaje en Figalia. 

4. Buceo en la tierra – Vanuatu 

Pentecostés es una isla de las que conforman la nación de Vanuatu en el Pacífico Sur. Los hombres de esta isla realizan un ritual que, para los extranjeros, es de locura. 

Los buzos de tierra suben a una plataforma de 25 metros de altura hecha con troncos tallados toscamente. En la parte superior atan una vid a cada pie. Luego saltan de la torre. Este ritual tiene cerca de 1500 años de antigüedad y aunque su origen no es totalmente conocido, existen varias leyendas sobre él. 

Una de ellas explican que una esposa, alterada por las continuas exigencias sexuales de su marido, huyó a la selva. Él la persiguió hasta los árboles, donde ella se había subido. Para salvarse, la mujer había atado vides en alrededor de sus pies y después saltó. Él, en cambio, se negó a ello y murió al golpear el suelo. Se dice que actualmente los hombres realizan este ritual para recordar que no deben caer en el mismo truco que el marido. 

También se asocia esta práctica con el cultivo de ñame. Se dice que aquellos que se “zambullen” desde la plataforma más alta tendrán la mejor cosecha. 

A pesar de que parece una actividad peligrosa, es muy raro que alguien se lesione practicándola. Las vides suelen tener una buena elasticidad y el suelo debajo de la torre suele estar acondicionado de alguna manera para que si hay un aterrizaje complicado, la persona caiga en una zona suave.

5. Polo – Imperio Persa 

El polo es uno de los deportes de equipo más antiguos del mundo. En el mundo antiguo, la caballería desempeñaba a menudo el papel decisivo en las batallas. Ser capaz de girar su montura y dirigirla hacia las lagunas, por ejemplo,  podía llegar a cambiar el curso de una pelea. 

El juego del polo se desarrolló muy probablemente fuera de la práctica de la caballería. Parece ser un juego sin ningún tipo de peligro, pero tiene todo un historial de sucesos sangrientos y accidentes. 

El polo se desarrolló en el siglo VI a.C, en el antiguo Imperio Persa. Era un juego muy popular entre los guerreros. Una anécdota muy curiosa se dio cuando Alejandro Magno estaba a punto de invadir Persia y el rey persa Darius le envió un mazo de polo y una pelota para que volviese a dedicarse a ese deporte. 

El juego se extendió por Asia y Europa. De hecho, en Samarkand, todavía se puede encontrar la cancha de polo de Tamerlane el Grande. El Imperio Bizantino también tomó un tipo de polo usando redes en los extremos en lugar de mazos.

 Yendo en caballo a una gran velocidad, los palos largos solían enredarse en las patas de los animales y los jugadores iban muy mal equipados en cuanto a seguridad, por lo que era un juego peligroso.  De hecho, el emperador bizantino Manuel sufrió una conmoción cerebral en un juego, pero consiguió recuperarse. No tuvieron tanta suerte Alejandro y Juan de Trebizond, que murieron practicando este deporte. 

6. Anastenaria – Grecia y Bulgaria

En varias ciudades de Grecia y Bulgaria, cada año se celebra un ritual con miles de años de tradición. 

En su forma actual, la Anastenaria es una veneración cristiana de los Santos Constantino y Atanasio. Los fieles sostienen los iconos de los santos y luego caminan a través de una pila de leña ardiendo. 

Una leyenda dice que cuando una iglesia en Bulgaria se incendió, los vecinos cercanos escucharon las voces de los santos en el interior pidiendo ayuda. Protegidos por las bendiciones de los santos, los aldeanos acabaron sacando a los santos y a las reliquias de éstos sin que sufrieran daños de la hoguera. Ahora repiten la misma hazaña y creen que es la gracia divina la que los lleva con seguridad a través de  las brasas. 

No todo el mundo apoya a la Anastenaria. El acto de caminar sobre el fuego se ha relacionado con el antiguo culto al dios Dionisio. Algunos al escuchar esto piensan que este ritual es de origen pagano y que, por lo tanto no debe ser realizado por cristianos devotos.

7. Calcio Fiorentino – Antigua Roma 

Los antiguos romanos tenían un juego de pelota llamado Harpastum que era bastante similar al rugby. Una pelota pequeña era pasada de jugador en jugador y arrebatada en el aire sin dejar que toque el suelo. Los comentaristas romanos pensaban que eran el ejercicio ideal para los jóvenes romanos. 

El Calcio Fiorentino, un juego que parece haber descentido del mencionado Harpastum, toma todo el contacto físico del rugby pero descartando todas sus reglas. 

El Calcio Fiorentino se jugaba en la plaza central de Florencia en el siglo XVI. Se enfrentaban equipos de 27 jugadores e intentaban conseguir que la pelota, por todos los medios posibles, llegase a una valla colocada en los extremos del campo. 

Los jugadores podían luchar, golpear y patear a lo demás para obtener el control de la pelota. Para aumentar la sensación de lucha del evento, cada vez que se marcaba un gol se tiraba un cañonazo. 

El equipo que ganaba solía ganar una vaca, aunque actualmente los ganadores reciben una comida gratis, mientras que los derrotados regresan a casa para recuperarse de sus lesiones. 

Publicado en Cultura y ocio
Fuentes consultadas:
http://listverse.com/2017/04/05/10-extreme-sports-from-history/
https://en.wikipedia.org/wiki/Arrhichion
https://youtu.be/l0Mq6rCfYtU