Estamos acostumbrados a escuchar las palabras “salvar el mundo” en infinidad de películas de superhéroes, pero lo que te contamos en este artículo no tiene nada que ver con la ciencia ficción.

La historia está llena de héroes anónimos, personas normales que un día realizaron una acción, una llamada o un gesto que salvó miles de vidas cambiando el mundo que conocemos.

Aquí te contamos 7 historias reales de diferentes personajes que cambiaron el rumbo de la historia y que gracias a sus actos salvaron el mundo.

1. Stanislav Petrov Yevgrafovich evitado una guerra nuclear entre los EE.UU. y la URSS.

personas salvan mundo 4

Imagínate que eres coronel de las Fuerzas de Defensa Aérea Soviética y un día cualquiera el sistema de alerta temprana nuclear de tu centro de mando se apaga y te informan de que desde los EE.UU han lanzado un misil que se dirige directamente a tu país. La mayoría de nosotros probablemente llamaríamos a nuestros supervisores para advertirles y correr al búnker más cercano que pudiéramos encontrar para resguardarnos.

Afortunadamente, Stanislav Petrov Yevgrafovich tenía la cabeza fría cuando le ocurrió esta situación exacta en 1983. Después ser cauteloso ante ella, determinó que el informe era una falsa alarma y fue reportado como tal a sus superiores. Probablemente fue una suerte que estuviera allí en ese momento, pues se evitaron represalias nucleares y una guerra masiva que hubiera cambiado la historia por completo.

2. Vasili Alexandrovich Arkhipov En la Crisis de los Misiles de Cuba.

personas salvan mundo 2

En 1962, durante la crisis de los misiles, un submarino con armas nucleares, el “Arkhipov”, fue descubierto y rodeado por un portaaviones y once destructores de la armada de los Estados Unidos. Tras intentar contactar por radio sin éxito, las fuerzas estadounidenses soltaron pequeñas cargas explosivas con la esperanza de forzar la salida a la superficie del submarino para que pudiera ser identificado.

Al sentir los impactos de las cargas submarinas y con la radio rota, los oficiales soviéticos no estaban seguros de si estaban siendo atacados o no. Tras evaluar la situación, el capitán del submarino, Valentin Savitsky Grigorievitch, pensó que estaban siendo atacados y quiso lanzar un torpedo nuclear contra las fuerzas estadounidenses. Afortunadamente, el protocolo requiere un acuerdo entre los tres oficiales a bordo. Savitsky e Iván Semonovich Maslennikov estaban a favor de la puesta en marcha, mientras que Arkhipov estaba en contra. Finalmente, Arkhipov persuadió a los demás para subir a la superficie y esperar órdenes de Moscú, evitando así una guerra nuclear.

3. James Blunt evitó una guerra entre Rusia y la OTAN.

personas salvan mundo 1

Hoy, James Blunt es un artista de éxito mundial, pero en 1999, era un soldado británico que servía en Kosovo. Después de recibir la orden de apoderarse de un campo de aviación, se topó con un obstáculo, los rusos ya habían ocupado ese espacio. Sus supervisores al mando le ordenaron que arrebatara ese aeródromo a los soldados, pero Blunt se negó, a sabiendas de que podría ser fácilmente sancionado por insubordinación.

Blunt creía que haber desafiado a las fuerzas rusas en nombre de la OTAN habría sido un camino directo a una guerra y afortunadamente, el general Mike Jackson apoyó su negativa, he incluso declaró que “no quería que sus soldados fueran responsables de una Tercera Guerra Mundial”. Su decisión resultó ser la más adecuada, ya que sólo unos pocos días más tarde, los soldados rusos acordaron compartir el aeródromo a cambio de comida y agua.

4. Edward Jenner y la primera vacuna contra la viruela.

personas salvan mundo 6

Independientemente de lo que los defensores de la anti-vacunación puedan decir, este método de inmunización ha ayudado a salvar miles de vidas a lo largo de la historia, incluyendo las muertes por viruela, una enfermedad gracias al trabajo del doctor Edward Jener.

Jenner desarrolló la primera vacuna exitosa contra la viruela en 1796. Pronto su tratamiento se extendió por todo el mundo y algunos países incluso llegaron a acuerdos para que la vacuna fuera obligatoria. Es fácil subestimar la importancia de su descubrimiento, pero según los datos, ente el siglo XIX y XX, nada menos que 500 millones de personas murieron a causa de esta enfermedad que se consideró completamente erradicada en 1980.

5. Jonas Salk y el polio.

personas salvan mundo 5

La enfermedad del polio o poliomielitis era una de las enfermedades más peligrosas que hubo en su época, a medida que pasaban los años se convirtió en más virulenta y empezó a afectar a un gran porcentaje de la población. En 1952, sólo en EE.UU fallecieron aproximadamente unas 3.145 personas, la mayoría niños, mientras que otros 21.269 quedaban lisiados a causa de la enfermedad.

Jonas Salk comenzó a estudiar la enfermedad en 1948, cuando la Fundación Nacional para la Parálisis Infantil lo contrató para determinar el número total de variedades de virus de la polio. Por suerte para nosotros, el científico identificó todas las variedades y reconoció que esta información podría ayudar a conducir a una vacuna para la enfermedad. En su primera prueba de inmunización requirió la ayuda de 20.000 médicos y fueron vacunados más de 1,8 millones de niños.

Cuando la noticia del éxito de la vacuna se hizo pública en 1955, los países de todo el mundo se apresuraron a “copiar” e iniciar la inoculación de sus estudiantes. Salk siempre se negó a obtener beneficios personales de la venta de la vacuna y ni siquiera la patentó. En estos días, la poliomielitis está en camino de ser erradicada por completo, al igual que la viruela.

6. Norman Ernest Borlaug Fed y el hambre en el mundo.

personas salvan mundo 7

A mediados de la década de 1950, los científicos descubrieron una nueva plaga que podría acabar con millones de personas: el hambre. Sin embargo, gracias a los avances agrícolas de Norman Ernest Borlaug, el suministro de alimentos ha crecido en los países más necesitados.

Todo comenzó cuando Borlaug aceptó un puesto como director del Programa de Mejoramiento de Trigo Internacional en México. Cuando Borlaug se inició en el proyecto Mexico debía importar la mayor parte del trigo que consumía, sin embargo y tras perfeccionar una variedad de trigo de alto rendimiento y resistencia a la mayoría de las enfermedades, Mexico comenzó a exportar trigo al resto del mundo.

No contento con ayudar a un solo país, el científico trasladó su investigación a la India, que se encontraba en medio de una gran hambruna. El trigo de Borlaug finalmente tuvo un gran rendimiento en la zona y proporcionó comida a cientos de hogares del a el sur de Asia, Pakistán, India y Turquía

La llamada “Revolución Verde” salvó millones de vidas humanas y a pesar de las críticas de ambientalistas y nutritionalistas, Borlaug es uno de las siete personas que han ganado el Premio Nobel de la Paz, la Medalla Presidencial de la Libertad y la Medalla de Oro del Congreso. Además, también recibió el Padma Vibhushan, segundo honor más alto de la India a disposición de la población civil

7. Henrietta Lacks y las células que cambiaron al mundo.

personas salvan mundo 3

Cuando Henrietta Lacks visitó el Hospital John Hopkins de Baltimore por sufrir varias hemorragias después de dar a luz, los médicos le aconsejaron realizarse un examen para enfermedades de transmisión sexual y una biopsia, la cual reveló que tenía cáncer de utero.

La aconsejaron regresar al hospital regularmente para sus tratamientos y en uno de esos momentos, uno de los médicos le extirpo dos muestras de su tejido cervical, uno sano y uno canceroso. Las células cancerosas, tomadas sin el permiso de la paciente, terminaron siendo de una gran utilidad ya que podían ser mantenidas vivas y desarrolladas en un ambiente de laboratorio para futuras investigaciones. Es más, el anteriormente nombrado Jonas Salk, desarrollo su vacuna contra el polio con ellas.

Henrietta Lacks murió en octubre de 1951, pero sus células, aun viven en los laboratorios de todo el mundo, donde han crecido un total de más de 20 toneladas para su investigación en otras enfermedades, cartografía genética, tratamientos contra el cáncer y el sida… Por desgracia, su familia no ha recibido todavía una compensación o una disculpa por las células que fueron tomadas de Henrietta sin su permiso.

Fuente: Oddee

Publicado en Miscelánea