Cuando pensamos en el huerto lo primero que se nos viene a la mente son nuestras maravillosas frutas y hortalizas, las ensaladas de verano y el placer que supone cuidar y ver crecer nuestra cosecha. 

Sin embargo, conforme pasan las semanas debemos hacer frente a indeseables invitados. Pulgones, escarabajos, caracoles y mosquitos dispuestos a beneficiarse de nuestro trabajo y echar a perder nuestros sabrosos frutos.

En ese momento muchos optan por fumigar sus plantas, exponiéndolas a los mismos químicos y pesticidas que deseábamos evitar. Hemos ahorrado dinero sí, pero no hemos logrado el objetivo de hacer nuestra comida más saludable.

Afortunadamente, existen formas de mantener a raya las plagas de forma totalmente natural. Las plantas aromáticas, además de sazonar nuestras recetas, tienen el poder de alejar a los insectos y favorecer el creciemiento de sus compañeras.

No obstante, no todas las plantas aromáticas sienten atracción por sus vecinas, sino que deben combinarse de forma inteligente para que nazca el amor entre ellas y ambas especies se beneficien.

Descubre 7 maravillosas compañeras de huerto y sus mejores combinaciones.  

El eneldo y las zanahorias: la pareja perfecta

verduras amigas 1
El aroma del eneldo y la zanahoria no solo están deliciosos en crema, sopa o puré, sino que en nuestro huerto se complementan perfectamente. La fragancia del eneldo protege la raíz de la zanahoria de la mosca de la zanahoria y sus temidas larvas.

Planta tus zanahorias y siembra el eneldo en paralelo a ellas, y tendrás la cosecha bien asegurada.

Albahaca y tomate: amor a primera vista

verduras amigas 2
Asados, crudos o en cata, el tomate y la albahaca forman una de las combinaciones más sabrosas de nuestra cocina, pero este amor no comenzó en la sección de verduras del supermercado, viene de antaño.

El amor de la albahaca por el tomate favorece su crecimiento y lo protege contra mosquitos, mosca blanca, chinches y pulgones, por lo que harías bien en sembrarla entre cada una de las tomateras.

El cebollino y las rosas: los polos opuestos se atraen

verduras amigas 3
Resulta que el fuerte olor del cebollino cuida y protege el suave aroma de las rosas, ya que aleja del rosal a pulgones y demás insectos.

El cebollino es una planta deliciosa para nuestra cocina que crece fácilmente entre los rosales, por lo que podemos aprovechar la tierra adyacente al tronco del rosal.

Menta, coles, lechugas y espinacas: amigos inseparables

verduras amigas 4
Las coles, lechugas y espinacas crecen con mayor fuerza si la menta se sitúa entre ellas, ya que su fresco aroma las protege de los pulgones y escarabajos de la col.

Orégano, brócoli y judías: mejor juntos y en compañía

verduras amigas 5
El orégano es una planta muy aromática que además de saborizar nuestras recetas de pasta, también es una gran defensora de nuestro huerto. Su presencia cerca del brócoli y las judías favorece el crecimiento y repele los insectos.

El romero, el más popular del grupo

verduras amigas 6
El romero es el chico popular y ayer aprendimos a reproducirlo por esquejes, por lo que no nos costará nada hacerlo amigo de repollos, zanahorias, nabos, pimientos y otros compañeros de huerto tanto de verano como de invierno.

Su hoja es perenne y y protege durante todo el año de polillas, escarabajos, pulgones, caracoles y babosas. Eso sí, no se soporta con el pepino ni la salvia, por lo que mejor, mantenerlos alejados.

El tomillo: el amante bandido del tomate

verduras amigas 7

Con lo sabroso que es el tomate no iba a ser hortaliza de una sola hierba aromática, ¿verdad? Aunque su amor a primera vista sea la albahaca, el tomillo es sin duda su amante bandido.

La floración del tomillo atrae a las abejas y estas ayudan a polinizar las flores de la tomatera con más facilidad, aumentando así la producción.

Fuente: rd.com

Publicado en Verde