Por regla general, concebimos la soledad como algo negativo, como una enemiga que debemos desterrar de nuestras vidas. Sin embargo, en pequeñas dosis, la soledad es una aliada inestimable que nos ayudará ser más felices.

Aquí tienes 7 efectos positivos que la soledad tiene para nuestra salud mental. 

Jaromir Chalabala / Shutterstock

Jaromir Chalabala / Shutterstock

Recargar pilas

Cuando te relacionas con otras personas te contagias de sus alegrías, pero también de sus pequeñas angustias y problemas. A esto, debemos añadir el ritmo frenético en el que vivimos, el estrés y las responsabilidades que soportamos. Todo ello va provocando un desgaste en la persona, hasta el punto en que si es demasiado, podemos enfermar.

Para evitarlo, no hay nada como dedicar un tiempo a solas para relajarnos y reponer fuerzas. Esto no es egoísmo, sino un ejercicio positivo que mejorará nuestro humor y beneficiará a todos los miembros de la familia.

Reflexionar

Como decíamos, el mundo va muy rápido y es fácil perderse algunos detalles importantes. Pasar tiempo a solas nos ofrece una oportunidad perfecta para reflexionar sobre nuestro día a día y sopesar lo correcto de nuestras decisiones.

Conocerte mejor

La soledad también nos ayuda a escuchar a nuestro niño interior, a nuestra conciencia, al adolescente lleno de sueños que fuimos y al anciano cauteloso que seremos algún día.

Debes de entender que conocerse bien es fundamental para lograr vivir una vida feliz y plena, pues los trabajos y las personas vienen y van, pero lo que logres construir en tu interior perdurará.

Elegir tus prioridades

La sociedad espera algo de ti desde el momento en que naces. La vida te empuja a asumir responsabilidades y caminos que no siempre tienen que ser los correctos.

Parar, acallar el ruido social, reflexionar y visualizarse en el futuro nos ayudará a establecer nuestras verdaderas oportunidades, algo que será más fácil cuanto mejor nos conozcamos. Recuerda: las decisiones importantes, aunque las consultes, siempre se toman en soledad.

Ser más productivo

Cuando te sientas bloqueado o que no consigues concentrarte, aíslate y disfruta de un período de soledad. Comprobarás cómo, sin distracciones ni intereses contrapuestos, tu productividad aumentará exponencialmente.

Aumentar tu confianza

Muchas personas no aguantan la soledad. La temen y odian porque les hace sentir vacíos. Esto sucede porque basan su autoestima en la percepción que su pareja o sus amigos tienen sobre él o ella, en vez de en sí mismo.

Si logras hacer de la soledad una amiga, no tendrás miedo a estar solo. Por tanto, aprenderás a no depender de la aprobación de los demás, a valerte por ti mismo y a resolver tus propios problemas. Esto reforzará tu autoestima y reducirá tus inseguridades.

Valorar a aquellos que te rodean

A veces no valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos. Y es que la soledad no es mala en absoluto, al revés, nos ayuda a determinar a quién echamos de menos realmente y aclarar nuestros sentimientos. De esta forma, valorarás quién suma o resta en tu vida, pudiendo dedicar tu tiempo a aquellos que verdaderamente importantes.

Fuente: omicrono.com 

Publicado en Miscelánea