No sabes cómo ni por qué, pero cada vez que sales al campo terminas lleno de picaduras de mosquito. Incluso en casa y rodeado de otras personas siempre te eligen a ti como menú del día, ¿por qué será?

Las últimas investigaciones científicas han determinado que existen 7 factores que atraen a los mosquitos de forma poderosa, la mayoría ajenos a nuestro control. Conócelos todos aquí.

El tipo de sangre

sangre

Aunque no son gourmets especializados, las pruebas de laboratorio indican que los mosquitos sienten preferencia por las personas con sangre tipo 0.

Se sienten atraídos por las mujeres embarazadas

Las mujeres embarazadas atraen hasta el doble de mosquitos de la malaria que aquellas que no lo están. Al parecer, los cambios fisiológicos y hormonales producidos durante el embarazo son los responsables de esta atracción.

Aunque las pruebas de laboratorio se realizaron con mosquitos de la malaria, se cree que otras especies de mosquitos como los portadores el virus Zika también sucumbirían a esta atracción.

Les gusta el alcohol

alcohol

Otro estudio realizado por la Asociación Americana de Control de Mosquitos demostró que también se sienten más atraídos por personas que han consumido una copa de más que por aquellas que continúan sobrias.

Hay personas que poseen un repelente natural

No se sabe bien por qué, pero existen personas con la capacidad de segregar sustancias atrayentes, mientras que otras emiten compuestos repelentes.

Actualmente, los investigadores tratan de aislar estos compuestos para sintetizarlos y emplearlos en la fabricación de trampas para mosquitos y repelentes naturales.

Les gusta la gente limpia

mosq

Al parecer, las personas que poseen una amplia variedad de bacterias en su piel resultan menos atractivas para los mosquitos, que procuran evitarlas.

Se guían por la respiración

Los mosquitos encuentran a sus presas por la respiración, en concreto por el dióxido de carbono presente en las exhalaciones. Por eso, aquellas personas con un mayor porcentaje de dióxido de carbono en aire respirado, como son las embarazadas y los ancianos, resultan elegidas como víctimas con mayor frecuencia.

Adoran a las personas deportistas

deporte

Los mosquitos no son tontos y prefieren comer de personas sanas y vigorosas como los deportistas. Para encontrarlos, han desarrollado atracción hacia el ácido láctico, un compuesto químico que desempeña importantes roles en varios procesos bioquímicos.

Durante el ejercicio intenso, cuando hay demasiada demanda de energía, el lactato se produce más rápidamente y su concentración aumenta porque los tejidos musculares no son capaces de eliminarlo a través del sudor a la misma velocidad. Es entonces cuando los mosquitos pueden encontrar a su presa más fácilmente.

Fuente: businessinsider.com

Publicado en Ciencia