Si vas a comenzar la universidad, tal vez tengas que separarte de tus amigos de la infancia. Sin embargo, aunque todo el mundo ve la distancia con recelo, bien gestionada puede ser algo positivo.

En mi caso, éramos cuatro amigas, y dos nos marchamos a estudiar fuera. Y aunque al principio fue un drama, en mi caso, la distancia nos ha unido de una forma muy especial.

Por ello, te animo a que te quites los prejuicios y descubras, 7 razones que demuestran que la amistad más fuerte es la amistad a distancia.

1. El tiempo juntos es muy animado y especial

amigas distancia 3

Si solo puedes disfrutar de tus amigos de vez en cuando, lo mejor es que merezca la pena. No hay sitio para las tonterías ni los malos rollos, solo unos días para pasarlo en grande.

Llegada la hora de separarse, empieza la cuenta atrás hasta la siguiente aventura. Aunque a veces sea dura, un montón de fotos y grandes recuerdos nos servirán para seguir en contacto.

2. Estamos muy cómodos con el hecho de que tengamos otros amigos

amigas distancia 7

Otros grupos creen que la amistad es algo cerrado, pero nosotras no nos sentimos amenazadas por su presencia. Al revés, resulta enriquecedor que cada cual conozca experiencias nuevas que luego pueda compartir.

Ser amigos no es una competición, es estar cuando te necesitan.

3. Es una amistad que enriquece

amigas distancia 1

Con la distancia hay muchas cosas que no puedes hacer, pero hay tantas otras que sí puedes compartir. Nosotras nos enviamos canciones que nos gustan, recomendamos películas y series que luego comentamos, y nos mandamos artículos de internet que creemos que pueden interesarnos.

Al final, nos pasamos la separación descubriéndonos un mundo nuevo y maravilloso.

La gente se queja de que marcharse fuera los ha distanciado, y yo no me lo creo. El desinterés te aleja, no los kilómetros que nos separen. Si hay motivación, dos amigas en la distancia descubren más cosas que compartir que una vida juntas llena de rutina.

4. Es más fácil ser honesto

amigas distancia 4

Es más fácil ser honesto y más difícil discutir. La distancia enfría las discusiones, aflora el cariño y fortalece la confianza. Y esa confianza te permite hablar con sinceridad, sin miedo.

5. Los amigos a distancia tenemos una relación muy cercana

Tal vez los kilómetros que te obliga a hablar y escuchar pero, de nuevo eso aumenta la confianza, y sientes que puedes contar cosas más intimas y personales.

La gente no solo me cuenta lo que pasa, sino el por qué de sus ideas y comportamientos. Estoy segura que soy la confidente de las cuestiones más importantes de mis amigas y eso es, en parte, porque no estoy presente en su día a día.

6. La amistad a distancia no está sujeta al espacio-tiempo

amigas distancia 6

No pasamos las horas esperando que alguien nos coja el teléfono, ni pendientes de los ticks de whatsapp. Entendemos que cada cual tiene rutinas distintas y que no hablar por días, semanas o incluso meses no mata nuestra amistad.

Tenemos vidas plenas y separadas, momentos de silencio y espacio, pero solo hace falta escribir “necesito hablar” y no pasaran más que unos minutos antes de que te llamen preguntando. Estamos para lo bueno cuando estamos juntas y para lo malo siempre.

7. Larga distancia, significa también a largo plazo

amigas distancia 5

Cuando me separé de mis amigas al ir a la universidad, fue todo un drama. Una carrera, un postgrado y una beca después, seguimos hablando y viéndonos cada vez que vuelvo a casa. Soy amiga de todas y cada una de ellas, nos vemos cada año y hablamos asiduamente. Tengo contacto con todas pero curiosamente dos de ellas, estando en la misma ciudad, no se ven con regularidad.

Hoy echo la vista atras, y no veo el problema por ninguna parte. Creo que si hemos sido capaces de sobrevivir a estos años de distancia, podemos superar cualquier cosa juntas.

Fuente: thoughtcatalog.com

Publicado en Miscelánea