El baño es, generalmente, una de las zonas de la casa que más pereza nos da limpiar, y más aún cuando somos personas un tanto escrupulosas. Además, es probablemente donde más bacterias se acumulan, por lo que su limpieza debe ser continua y exhaustiva.

Aunque dediquéis unos minutos al día para recoger y limpiar el baño, sabéis que siempre quedan algunos rincones y recovecos en los que la suciedad, poco a poco, termina por campar a sus anchas. Me refiero, por ejemplo, a las marcas de cal en la grifería o a los dispensadores de agua del inodoro.

Bien, hoy os mostraremos un vídeo que recopila 7 fantásticos trucos para dejar estas zonas como nuevas. ¿Sabías que con un poco de té negro y papel de periódico no quedarán las típicas marcas de restregones en el espejo del baño?

Pero esto solo es un pequeño adelanto, la miga la encontraréis haciendo clic en el play.

Original: HouseholdHacker

Publicado en Hogar