Desde hace muchos años he sentido una empatía especial con Mafalda, debido a esta relación mezcla de amor y admiración con la contestataria niña he leído y releído no sé cuantas veces sus viñetas, puedo repetirlas de memoria, como un mantra, nunca imagine que la Divina providencia en respuesta me premiaría con una versión tropicalizada de la eterna e inconforme niñita, mi hija, que vino a llenar con su voz, con sus preguntas y con sus pasos de mariposa dispersa los acostumbrados silencios de mi casa. En el transcurso de estos tiempos revueltos, en los que he ido aprendiendo con regocijo lo que significa ser padre, he rescatado, con la intención de conservarlas, algunas de las conversaciones que he tenido con hija, las he compartido con ustedes y hoy para el cumpleaños de mi Mafalda personal las compilo en este texto. Ocho años es un largo tiempo para conversar, para conocerse, pero no ha sido suficiente tiempo para adecuar mi asombro por las cosas que puede pensar, las respuestas que puede dar, lo mucho que puedes aprender de una niña que apenas empieza a vivir. Dios te bendiga María Jesús Rodríguez. Feliz cumpleaños mi amor de mi vida

8 años

15 de mayo de 2017. 7:30 am Desayuno del cumpleaños.

Mi hija:

-¿Papá qué es que algo este descontinuado?

Yo:

-Se dice que algo está descontinuado, un producto, cuando no lo venden más, no se consigue pues.

Mi hija:

-¡ Ah como la leche para mi desayuno en esté país!

Sra. oveja

Yo:

-¿María Jesús por qué la Sra. Oveja esta encerrada?

Mi hija:

-Por portarse mal.

Yo:

-¿Y por eso la encerraste?

Mi hija:

-Si, el problema es que ahora que la castigue no me respeta, si no que me tiene miedo.

El rey

Domingo 5:40 PM.

Mi hija: (Dando vueltas en su columpio)

-Papá me enseñas esa canción que dice (Intentando cantar) “Y llodar y llodar, llodar y llodar”

Yo:

-No se cual es, ¿que más dice?

Mi hija: ( Enrollando de nuevo los mecates del columpio)

-Esa papá que es una canción que canta los mariachis mexicanos.

Yo:

-¿Vos decís el rey? Dice y rodar y rodar.

Mi hija:

-¿ Es de mariachi?

Yo:

-Si claro, cantá conmigo pues….”Con dinero y sin dinero”…

Mi hija:

-“Con dinero y con dinero”.

Yo:

-Con dinero y sin dinero María Jesús.

Mi hija: (Frenando las vueltas del columpio con sus pies)

-Sin dinero no me gusta a mi.

Yo:

-Ok dale pues…”No tengo trono ni reina ni nadie que me comprenda”.

Mi hija:

-Ese señor de la canción se parece a mi, no tiene nadie que lo comprenda.

Subconsciente

5:30 am.

Yo:

-¡Buenos días María Jesús Dios te bendiga y la Virgen te ampare ¿Como amaneciste?

Mi hija: (Bostezando y estirándose)

-Ñuuummmm, oooohzzzz

Yo:

-Vamos a tomarnos el café para que se nos pase el sueño…¿Está bueno verdad?

Mi hija:

-Si está bueno ¿Hay galletas?

Yo:

-No hija, hoy no hay galletas ¿Que estabas soñando que te escuche hablar cuando te fui a ver en la madrugada?

Mi hija:

-Nada papá uno a veces no se acuerda de los sueños y menos de lo que dice dormido…Estaba rico el café me voy a vestir.

Yo:

-Anda pues que estoy atrasado con la lonchera.

4:30 pm.

Haciendo las tareas ese mismo día

Yo:

-Pongo el siete y ¿Llevo?

Mi hija: (de mala gana)

-Una.

Yo:

-Muy bien.

Mi hija:

-¿Papá te puedo decir algo?

Yo:

-Claro ¿ Que me quieres decir?

Mi hija:

-Vos sabéis que cuando una persona esta durmiendo el subconsciente escoge con lo que tiene que soñar, entonces un niño no es responsable ni lo pueden castigar si durmiendo dice una mala grosería porque es el subconsciente el que la esta diciendo no el niño y luego esas malas groserías se van al subconsciente y al niño se le olvidan y no las vuelve a decir más nunca.

Yo:

-¿Ah pero si te acordáis de lo que estabas soñando anoche?

Mi hija:

-No papá no me acuerdo ese sueño se me fue al subconsciente. Te lo digo por si acaso….

Incongruencia

12:30 pm. Un dia cualquiera.

40°C dentro del carro.

Mi hija:

-Muchos carros bellos en un país feo.

Pasamanos

12:00 pm.

Yo: ( Gesticulando hacia dentro del salón. Apoyado en el pasamanos del pasillo)

-Hija termina de copiar el tema, que ya es tarde y no hay almuerzo.

Mi hija: (Gesticulando hacia afuera del salón, con su manito levantada)

-Ya voy a terminar.

12:20 pm

Yo:

-¿Hija por qué te tardaste tanto?

Mi hija:

– Estaba largo el tema. Papá nunca te apoyes en ese pasamanos, o no te daré mi manito más nunca.

Yo:

-¿Y eso por qué? Los pasamanos están hechos para eso, apoyarse.

Mi hija:

-Papá todos los niños que han estudiado en este colegio han pegado sus mocos en ese pasamanos.

Yo:

-¿Me prestas tu antibacterial?

Pandemónium

2:00 pm.

Yo:

-Hija tienes que venir conmigo a trabajar.

Mi hija:

-¿No me puedo quedar sola en la casa?

Yo:

-Si claro, cuando tengaís más o menos 30 años.

40 minutos de trafico después.

Yo:

-Nunca antes habías venido tan lejos trabajando ¿Qué te parece esta parte de la ciudad?

Mi hija:

-El infierno del infierno…

Creciendo

Sábado 11:21 am. En el baño.

Mi hija:

-¿En esta casa nadie toca las puertas de los baño?

Yo:

-Hija discúlpame pero quería ver que te lavaras bien el cabello.

Mi hija:

-¿Te podrías salir y darme un poco de privacidad?

Yo:

-Si claro ya me salgo ¿Pero que pasa yo siempre te he ayudado a bañar y ha lavarte el cabello?

Mi hija:

-¡Me da pena papá!

Yo: ( Avergonzado)

-Disculpa hija…. (Desde afuera del baño) Te sacas bien el shampoo del cabello hijita…

Foto

Yo:

-¿María Jesús queréis comerte una hamburguesa?

Mi hija:

-Si papá, solo con salsa de tomate.

Yo:

-Bueno ya la preparo, pero me acompañáis.

Media hora después…

Yo:

-Listo pues vamos a comer…Hey por favor tráeme mi teléfono para tomarle una foto a mi hamburguesa y pasársela a tu madre pa’ que vea lo que se está perdiendo.

Mi hija:

-¿Papá y vos que tenéis diez jaños?

New look

Yo:

-Hija acompáñame a cortarme el cabello.

Mi hija:

-¿¡Te vas a cortar el pelo después de un año!?

Yo:

-Si ya me cansé de este pelero que no se acomoda de ninguna forma . ¿Vamos?

Cuarenta minutos más tarde.

Yo:

-¿Aja María Jesús como quedó mi nuevo corte de cabello?

Mi hija:

-¿Me da un autógrafo Míster Michael Bublé?

Los ojos del amor y su infinita benevolencia…

Suicide squad

25 de diciembre

Yo:

-María Jesús ve para tu cuarto que no puedes ver esa película.

Mi hija:

-Ya voy papá.

Yo:

-¡María Jesús! Por favor déjame ver la película, vete para tu cuarto juega con los regalos que te trajo el Niño Jesús.

Mi hija:

-Un momentico papá, ya me voy.

Yo:

-¡Ningún momentico! ¡Es ya!

Mi hija:

-Ta’bien ya me voy.

(Pasitos apurados de mariposa, pausa frente al televisor)

Mi hija:

-¡Ah papá no te preocupéis yo sé que esa es Harley Quinn!

Boletín

Mi hija:

-¿Cuánto saque en el boletín papá?

Yo:

-La mayoría son “C” y solo dos “P” en lo que parece ser las notas de sociales.

Mi hija:

¿Que significan esas letras?

Yo:

-Bueno hija…Aquí dice que “C” es consolidado, “P” es en proceso y la “I” es de iniciado.

Mi hija:

-Menos mal papá yo creía que la “I” era de idiota.

Virus

Yo:

-¿Qué te pasa Juana, que tenéis, te sentís mal?

Juana: (Sudada y descompuesta)

-Tengo mucho malestar y escalofríos, parece tuviera fiebre.

Yo:

-Eso fue que te agarro la virosis, tómate estos dos calmantes y te acostáis.

Mi hija:

-¿Papá Juana se va a convertir en un zombi?

Galletas Susy

Mi hija:

-¿Me puedo comer las galletas Susy que esta allá arriba?

Yo:

– Ese es el de tu madre, ya vos te comiste las tuyas.

Mi hija:

-¿Puedo decir que te lo comiste vos?

Tarea

Yo:

– Vamos María Jesús, aunque estés indispuesta hay que hacer la tarea.

Mi hija:

-¿De donde sacaste la tarea, si yo no fui al colegio?

Yo:

-Fui al colegio y la copie de la pizarra.

Mi hija; ( Con cara de ¡Qué ladilla papá!)

– A las cinco y media la hago.

Yo:

-No, vamos hacerla ya. Mira la de matemáticas es cortica. “Realizar los números regresivos impares desde el 269 al 241”.

Mi hija: (Muy de mala gana, bolso del colegio a rastras)

-Ta’ bien.

Yo:

-Aja 269 menos dos ( utilizando dos de mis dedos para hacer la cuenta).

Mi hija:

-267.

Yo:

-Escribe pues. Ahora ¿267 menos dos? ( Volviendo a utilizar los mismos dedos para hacer la cuenta)

Mi hija:

-265.

Al rato cuando íbamos por el 251.

Mi hija:

-Papá guárdate esos dos “deitos” pa’ cuando tengaís otro hijo que no se sepa los números.

Malestar

Yo:

-¿Te sientes muy mal hija?

Mi hija:

-Me duele mucho la pancita.

Yo:

-¿Quieres una medicinita que te alivie el estomago?

Mi hija:

-No papá yo estoy haciendo unos ejercicios que invente.

Yo:

-¿Unos ejercicios que inventaste? ¿Y que hacen esos ejercicios?

Mi hija:

-Transforman el dolor de panza en peos.

Sábado

Yo:

-¡María Jesús, acompáñame a lavar los platos!

Mi hija:

-¡No puedo, estoy viendo mil cosas que hacer antes de ir al “High School”!

Yo:

-¡Bueno acompañar a tu padre a lavar los platos debe ser una de esas cosas!

Mi hija:

-¡No papá, esa no está!

39 viernes más

Yo:

-Dios te bendiga hija ¿Cómo te fue hoy?

Mi hija:

-Bien papá, a Paulita sus papás la engañaron, le dijeron que se iban de vacaciones y se fueron del país para siempre.

Yo:

-¿Y como sabes tu eso?

Mi hija:

-Laurita que es su prima me lo conto.

Yo: (Evadiendo el tema)

-¿Te comiste el desayuno? ¿Estaba bueno? ¿Desayunaste en el primer o en el segundo receso?

Mi hija:

-Si me lo comí, estaba bueno…Papá y los recesos son para “codder”.

Yo:

-Los recesos son para…Haz el esfuerzo pues con la lengua pegada al paladar.

Mi hija:

-“Codder”, Corrrrer, correr…¿Así?

Yo:

-Muy bien, de esa manera debes decirlo siempre, ya tu eres una niña grande que sabe pronunciar la erre ¿Aja y donde te comiste el sándwich de pan dulce que te prepare?

Mi hija:

-Ah me lo comí en el salón.

Yo:

-¿En el salón? ¿La maestra no te regaña?

Mi hija:

-¡Que te creéis me lo comí escondía!

Yo: (Pensando)

-Solo faltan 39 viernes más del segundo grado.

Regreso del primer día de clases

Yo:

-¿Como te fue María Jesús? ¿Que tal tu nueva maestra? ¿Como se llama?

Mi hija: (Visiblemente acalorada y de mal humor)

– Me fue bien papá, pero muchos de mis amiguitos se fueron a otro país. La maestra se llama María como yo y hoy no voy a ir al ballet.

Yo: (Gesto de auto reproche en el espejo retrovisor por no saber que contestar)

Mi hija:

-¿Puedes poner la música de caramelos de cianuro?

Yo: (Gesto de “me salve” en el espejo retrovisor)

Caramelos de cianuro:

– (Intro de guitarras) “Ahora salgo y me emborracho, veo la noche hacerse el día, desayuno con un cacho y con una fría…”

Mi hija:

– Esa no papá, la de la señora que se come los tic tac.

Yo:

-¿ Y esa por qué no te gusta?

Mi hija:

-Porque esa es muy deprimente, ese señor desayuna muy mal, bebe muchas cervezas y su esposa lo dejo solo en su casa.

Caramelos de cianuro:

-“Una toma prozac como tic tac, los pasa con coñac y con Balzac”.

Mija dormite

Yo:

-Mija dormité, que mañana empiezan las clases.

Mi hija:

-¿Papá que quiere decir “mija”?

Yo:

-“Mija” es la contracción de 《Mi hija》.

Mi hija:

-¿Contracción?

Yo:

-Una forma mas corta, de decir mi hija.

Mi hija:

-¿Es una grosería? ¿Yo lo puedo decir?

Yo:

-No, no es una grosería y aunque no se oye bien lo puedes decir.

Mi hija:

– Ah bueno “mijo” dormité que mañana empiezan las clases.

Mala noche

12:30 am

En mi cama

Yo:

-¿María Jesús por qué es que no te dormís? Son casi la una de la madrugada y vos seguís hablando y hablando como si fueran las 7 de la noche.

Mi hija:

-¿Papá vos sabéis por qué no me quedo dormida?

Yo:

-Ni me imagino porque no te quedas dormida, a esta hora todos los niños de Venezuela deben estar durmiendo.

Mi hija:

-Papá no me quedo dormida porque me da miedo que durmiendo se me olvide respirar y me muera…

Inflación

Mi hija:

-¿Papá vos sabéis que compráis con 20 bolívares?

Yo:

-No mija, de verdad no sé que se puede comprar con 20 bolívares.

Mi hija:

-Con 20 bolívares podeís comprar nada.

Mi hija:(visiblemente molesta)

– ¿ Y sabéis cuanto te dan de vuelto después que compráis nada?

Yo:

-No sé María Jesús, que te pueden dar de vuelto después que compras nada.

Mi hija:

-Cero bolívares

Tarea

Haciendo la tarea, domingo 8 de mayo de 2016. Día de las madres.

Yo;

-480, 481, 483… escribe María Jesús, que ya es tarde-

Mi hija;

-Papá nunca confíes en el 3-

Yo;

-¿Y eso por qué?

Mi hija;

-Porque a veces se acuestan boca arriba y fijen ser una “w” y a veces se acuestan boca abajo y pretenden ser una “m”-

Yo; (Pensando)

-De donde saca tanta cosa esta muchachita-

A rodar

Mi hija: (desde el asiento de atrás en el carro)

-Se me hacía tarde, ya me iba

siempre se hace tarde en la ciudad

cuando me di cuenta estaba vivo

vivo para siempre de verdad.

Hoy compré revistas en Palermo

no pensaba en nada, nada más

y caí que al fin esto en un juego

todo empieza siempre una vez más.

Y a rodar, y a rodar, y a rodar

y a rodar mi vida

y a rodar, y a rodar, y a rodar

y a rodar mi amor.

yo no sé dónde va,

yo no sé dónde va mi vida

yo no sé dónde va, pero tampoco creo que sepas vos…

Yo; (Conduciendo con un sonrisa y agradeciendo a Fito)

53

Mi hija:

– ¿Papa que le dijo la pata al pato?-

Yo:

-No sé mi amor que le pudo decir la pata al pato ¿A ver que le dijo?-

Mi hija:

-No me Cuak-ciones, Feliz cumpleaños papá.

Bolsas

Mi hija:

-¿ Papá por qué ese niño de como 12 años esta cargando las bolsas de supermercado de otras personas en vez de estar jugando?-

Yo:

(Silencio de espanto)

Matrimonio

Mi hija:

-Papá Samantha y Daniel se casaron esta mañana en el desayuno.

Yo;

-¿Como que se casaron? Los niños no se pueden casar hija.

Mi hija:

-Ellos se casaron papá

Yo:

-¿Y quien los caso?

Mi hija:

-Míster mano, los declaró marido y mujer.

Yo:

-No se quien sea ese Míster mano hija, pero los niños no deberían casarse.

Mi hija:

-No te preocupes papá en el segundo receso se “digorciaron”.

Galletas mi amor

5:30 am entre bostezos y estirones

Mi hija:

-¿Papá como se llaman estas galletas espachurradas con el café con leche?

Yo:

-Se llaman galletas mi amor.

-Ah bueno cuando yo tenga una hija también le voy a dar galletas mi amor en la mañana para que se le quite el sueño.

Ex Novia

En la panadería.

Ex:

-¿Tu eres Bulbio verdad? ¿Seguro no te acuerdas de mi?

Yo:

-¡Hola! ¿Como estas? Refréscame la memoria, de verdad no te recuerdo muy bien. Y disculpa que no te recuerde así de una.

Ex:

-¡Chamo nosotros fuimos novios y todo! ¿No te acuerdas? Bueno de eso hace un pocotón de años (Pausa sonriente e incómoda)

Ex:

-¿Y cuéntame qué es de tu vida?

Yo:

-Aquí aguantando la pela, haciendo que hago.

Ex:

-¿Mira que paso con tus brazotes y las piernas aquellas que tenías? ¿No estás entrenando, verdad?….Es que hasta barriguita tienes.

Yo:

– Si estoy entrenando, pero ahora hago mucho más cardio y no manejo nada de peso…(Vos también estáis fea que jode, termino la frase mi yo mental sin filtros)

Ex:

-Te ves bien, pero es que antes estabas de lo mejor…Hace años de’so (Risas)

Yo:(con toda la intención de dar por terminada la charla)

-Un gusto verte…Chao

Amiga de Facebook (AF)

El mismo día al salir de la panadería.

AF:

-¡Poeta, poeta!

Yo:(Extrañado)

-Hola!

AF:

-Hola tu no me conoces, somos amigos de Facebook leo todo lo que escribes y ¡Me encanta!

Yo:

-¡Ah gracias! Encantado de conocerte de verdad un gusto.

AF:

-Yo me imaginaba que eras más alto y en fotos te ves mas buenmozo y joven…Eres un señor mayor…¿Esta preciosura es tu niña?, de la que tanto escribes.

Mediaron los malos ojos de mi hija, entre ese comentario y la aliviada despedida.

Mi hija: (En el carro)

-No te preocupes papá que tu eres el más lindo y además tienes los ojos verdes…Te doy un besito, te amo papa.

Flores del patio del colegio

12:09 pm

Niño 1: ( Del tercer grado más o menos)

-Marico me hicieron arrechar esos marditos y de un solo coñazo los mate a todos.

Niño 2:(También del tercer grado más o menos)

-¡A la verga! ¿Marico y como hiciste esa verga?

Niño 1:

-Bueno güevón le daís a to’s los botones, y sale una explosión arrechísima, que los manda a to’s pa’ la mierda.

Niño 2:

-¡Que arrecho marico!

Mi hija: (De mi mano, tres pasos más adelante)

-¿Papá un niño puedo decir tantas groserías?

Yo:

-No mi amor no puede decir tantas groserías (Pena ajena, silencio incomodo)…Camina rápido mi amor que Juana hizo platanitos para el almuerzo.

Cena

Mi hija:

-¡Umm platanito!

Yo:

-Ya vos cenaste.

Mi hija:

-¡Umm quesito rallao!

Yo:

-Ya vos cenaste.

Mi hija:

-Pero soy tu hija.

Cena 2

Yo:

-¡Hey no vaís a comer más platanito.

Mi hija:

-No, ya se acabo el quesito rallao, cometélo vos.

¿Papá te puedo decir algo?

Yo:

-María Jesús! ven a comer, sientate tranquila-.

Silla:

Tacataca tacataca tacataca…

Yo:

-Hija deja de darle con los pies a la silla de enfrente por favor.

Silla:

Tacataca tacataca tacataca…

Mi hija:

-¿Papá te puedo decir algo?-

Silla:

Tacataca tacataca tacataca…

Yo:

-Ya me lo dirás, anda comente la verdurita, una cucharada para la fuerza, una para crecer…

Silla:

Tacataca tacataca tacataca…

Yo:

-María Jesús deja la silla que el ruido que hace cuando la mueves me molesta mucho.

Silla:

Tacataca tacataca tacataca…

Yo:

-¡Recoge las piernas y siéntate correctamente, por favor!

Silla:

Tacataca tacataca tacataca…

Yo:

-Anda un poquito mas para la inteligencia, la zanahorita para la vista, la papita que esta buena, mi amor por favor deja la silla, recoge las piernas.

Silla:

Tacataca tacataca tacataca…

Mi hija:

-¿Papá te puedo decir algo?

Silla:

Tacataca tacataca tacataca…

Yo:

-Termina de comer y me dices todo lo que quieras, mira aún te queda puré de papas y arrocito comételo todo para que seas alta como tu madre y deja de darle a la silla que me vas hacer que la clave al piso, el taca, taca que hace me va a enloquecer.

Silla:

Tacataca tacataca tacataca…

Mi hija:

-¿Papá te puedo decir algo?

Silla

Tacataca tacataca tacataca…

Yo:

-Anda toma agua y termina de comer, siéntate derechita recoge las piernas, deja la silla y de postre te doy una sorpresa bien rica que es de chocolate.

Silla:

Tacataca tacataca tacataca…

Mi hija:

-¿Papá te puedo decir algo?

Silla:

Tacataca tacataca tacataca…

Yo:

-Anda pues hija dime que pasa y te vas a lavar las manos y la boca.

2.

-Papá, mira mis piernitas no alcanzan para mover la silla, ves.

Y la silla entonces dejo de moverse…

Estudios superiores

Mi hija:

-Papá Yuly me pregunto que era un postgrado-

Yo:

-¿Y que le respondiste mi amor?

Mi hija:

-Que son estudios superiores papá, que mas.

Navidad

Mi hija:

-¡Mira papá que lindas luces navideñas!

Yo:

-No podemos comprar esas luces de navidad.

Mi hija:

-¿Por qué papá, son chinas?

Cuarenta días en china

Levantarse siempre tarde para comenzar el día, preparar el desayuno, la lonchera con la merienda, la disposición para ir al gimnasio tomarnos un apurado café antes de salir, café que le mejora notablemente el mal humor mañanero a mi hija para poder conversar con ella un rato sin que las respuestas sean gruñidos inentendibles camino al colegio. Esta mañana mientras terminábamos nuestras respectivas tasas de café María Jesús me comentaba que Sofía debía pasar cuarenta días en china y que no lo había cumplido y que por eso se sentía mal otra vez le dolió la cabecita en clases y su mamá tuvo que ir a buscarla. Antes de dejarla en la guardería me preguntó:

-¿Papá si a mi me salen esas burbujitas rosadas en el cuerpo voy a tener que pasar cuarenta días en china?

No supe que responder, no entendía la pregunta y antes de poder realizar cualquier ejercicio de la inventiva para responderle, volvió a preguntarme;

-¿Papá quien me va a cuidar a mi en china?.

No hubo tiempo para contestar ya la maestra que las recibe en el jardín de niños estaba abriendo la puerta del carro con esa admirable destreza con la que manejan niños, morral y lonchera para con igual habilidad hacerlos entrar al edificio y ponerlos a buen resguardo. A pesar de la general prisa mañanera y que detrás tenia una fila de papás y mamás ansiosas por también dejar a sus muchachos le robe unos minutos a la cola para preguntarle a la maestra;

-Buenos días, ¿como esta, mire que tiene Sofía?-

La maestra casi sin romper su esquema de muchacho, morral, lonchera para atacar presta el próximo vehículo me respondió gritando:

– Tiene lechina pero ya esta pasando la cuarentena.

Viejito

Mi hija: (de tres años parada sobre la tapa del sanitario)

-Papá cuando tu estés muy viejito te vas a morir?

Yo: ( intentando afeitarme)

-Claro hija, todos cuando estemos muy viejitos nos vamos a morir. Pero para eso falta mucho  tiempo, no tienes porqué preocuparte ahora.

Mi hija:

-¿Y entonces quien nos va a cuidar a nosotras? 

Publicado en Familia