Llega la pubertad y, con ella, el uso del sujetador. Una prenda que en teoría sostiene nuestro pecho y que inmediatamente se convierte en un compañero inseparable de nuestro día a día. Para siempre.

Sin embargo, los últimos estudios realizados sobre el efecto del uso continuado del sujetador revelan que esta prenda podría no tener tantos beneficios como pensábamos, sino que, al contrario, podría ser incluso contraproducente.

8 beneficios que vas a experimentar si decides no usar sujetador

mejor sin sujetador 8

Más firmeza

Muchas mujeres utilizan sujetador desde jovencitas pensando que este les ayudará a frenar el efecto de la gravedad, pero el efecto podría ser precisamente el contrario.

La gravedad siempre llega, pero con el sujetador lo hace antes. Liberar a la piel y los músculos del trabajo de sostener la mama por el uso del sujetador provoca que estas se debiliten y  pierdan antes su firmeza. Esto favorece a su vez que se use el sujetador más a menudo y por más tiempo, lo que provoca que vaya a peor en un círculo sin fin.

Mejora la circulación

Según los estudios realizados, llevar una goma elástica gigante en torno a la caja torácica y el pecho comprime los vasos sanguíneos, e impide la correcta circulación de la sangre y la oxigenación de los tejidos.

Si tienes problemas de circulación, afloja el sujetador o prescinde de él en cuanto puedas y verás cómo mejoras.

Mejora la calidad del sueño

Si tienes dificultades para conciliar el sueño, puede que el sujetador sea el culpable. Incluso si no duermes con él puesto.

Y es que según los estudios, tras horas de opresión dificultando la libre circulación de sangre, un estudio indica que el sujetador impide conciliar y mantener el sueño correctamente.

Mejora la salud

Aunque el uso de sujetador no es dañino para la salud, prescindir de él tiene un efecto positivo en la salud de la piel y los músculos del pecho. Evita la acumulación de sudor y suciedad, impidiendo la proliferación de bacterías, y mantiene el tono muscular.

Matizar eso sí, que los sujetadores que no nos quedan bien o son demasiado viejos, sí pueden provocar problemas como dolor en las costillas, dificultad para respirar o dolores de espalda.

Ganarás comodidad

Reconócelo, sientes alivio cuando al final del día te quitas el sujetador. Un alivio doblemente placentero cuando el sostén es de encaje. Ahora imagina sentir ese confort durante todo el día. No hay más hablar.

Ganarás una talla

Los pechos no crecen, pero al estar en libertad los músculos pectorales deberán trabajar más para soportar la gravedad, lo que incrementará el volumen del pecho en una talla.

Ahorrarás dinero

Los sujetadores no son económicos y por higiene solemos tener varios. Incluso estamos dispuestas a pagar más por sentirnos más cómodas. Si reduces el uso de sujetadores ahorrarás mucho dinero.

Es bueno para ti

mejor sin sujetador 9

Los estudios realizados durante más de 15 años demuestran que prescindir de usar sujetador tiene un efecto positivo en ti, en tu apariencia y salud.

Obviamente, no podrás prescindir de él para todo, pero puedes ir retirándolo poco a poco. Eso sí, que no uses sujetador no implica que te olvides de cuidar tus senos y fortalecerlos con ejercicio físico regular y específico para la zona.

En cualquier caso y como siempre, no usar sujetador es una opción personal, tan válida como cualquier otra, pues el uso de esta prenda también depende de nuestras ideas y patrones culturales.

Fuente: Littlethings.commedicalnewstoday.com

Publicado en Salud