El otoño. Tiempo de mañanas soleadas, tardes lluviosas y noches frías que, poco a poco, resecan y dañan nuestra piel. Los dermatólogos lo saben bien y por eso aportan esta serie de consejos para protegerla.

Hrecheniuk Oleksii / Shutterstock

Hrecheniuk Oleksii / Shutterstock

Dejan de exfoliarse la piel

Es fácil sentirse inclinado a exfoliar tu piel cuando esta comienza a escamarse, pensando que así facilitarás su regeneración y la limpiarás de células muertas, pero no es verdad.

Aunque es recomendable exfoliarse una vez en semana, cuando la piel se encuentra en proceso de renovación es mejor optar por hidratarla, ya que la exfoliación lo único que hará será irritar nuestra nueva piel.

En su lugar, acorta las duchas y utiliza agua tibia, en vez de caliente. Cambia también tu gel de ducha refrescante por otros hidratantes con pH neutro.

Cambian el tipo de crema hidratante

De igual forma que cambias tu alimentación en verano o invierno, tu piel debe ajustarse a su rutina hidratante. En verano es mejor optar por lociones ligeras, mientras que con la llegada del otoño deberemos optar por cremas hidratantes con avena o aloe. Evita las cremas con urea durante este período.

Usan un champú anticaspa

La piel no es la única que tiende a escamarse en otoño, el cuero cabelludo también. Si deseas prevenir la sequedad, usa un champú anticaspa durante una semana y disfruta de un pelo limpio y suave.

Continúan usando protector solar

Recuerda usar protección solar durante tus escapadas y eventos al aire libre. Que bajen las temperaturas no significa que tu piel se vuelva resistente a los rayos UVA.

Usan bálsamo labial como parte de su rutina

La mayoría de los mortales solo usamos el bálsamo labial cuando nuestros labios están agrietados, pero los dermatólogos lo usan como parte de su rutina, evitando así  la dermatitis perioral.

Usa bálsamo labial dos veces al día, mañana y noche, como parte de tu rutina y elige una marca hidratante con SPF -(factor de protección solar).

Mantienen la crema de manos siempre cerca

En tu mesa de trabajo, la bolsa del gimnasio o al lado del fregadero, sitúa la crema de manos en lugares estratégicos para usarla con frecuencia.

Al estar expuestas toto el tiempo al frío e inclemencias del tiempo, nuestras manos sufren mucho y necesitan de un extra de hidratación durante el otoño y el invierno.

Dedican tiempo a reparar el daño que el verano ha causado en su piel

Nos encanta el verano, pero a menudo olvidamos que el sol es en realidad una esfera de energía termo nuclear que daña, abrasa y envejece nuestra piel.

Si has tomado el sol durante el verano, y a pesar de haber usado protector, es hora dedicarle unos minutos al día para cuidarla. Usa cremas anti manchas para eliminar las pecas del verano y cremas con hidroquinona para hidratar la piel antes del maquillaje.

Protegen su piel

De nada sirve una correcta hidratación si luego vas a exponer tu piel ante una ventisca o al sol. Usa sombreros, guantes, pañuelos, bufandas y otros complementos para reducir el impacto directo de las inclemencias del tiempo sobre tu cutis y piel.

Fuentes: Whitney Bowe, MD, dermatólogo; Jessica J. Krant, MD, MPH, de la Sociedad Americana de Cirugía Dermatológica; Sandra Marchese Johnson MD, MPH, Johnson Dermatología

Vía: Reader’s Digest

Publicado en Salud