Cuando era pequeño los corchos de las botellas de vino tenían una segunda vida como juguetes. Con un poco de imaginación, unas tijeras y unos palillos, éramos capaces de fabricarnos barquitos de vela, un fuerte o una balsa de náufrago.

Ya hace muchos años desde el último muñeco que hice con un tapón de corcho y, seguramente, vosotros podréis decir lo mismo. Pues hoy vamos a volver, en cierto modo, a nuestra infancia, ya que os traemos un vídeo con 8 trucos fantásticos para reutilizar estos tapones.

Desde trucos con solo un fin decorativo, hasta algunos bastante útiles e ingeniosos. Podréis reciclar estos tapones cuyo principal destino después de su vida útil, era la basura.

Si conocéis algún truco más, no dudéis en describírnoslo en los comentarios, toda la comunidad de La voz del muro os estaremos muy agradecidos.

Fuente: HouseholdHacker

Publicado en Hogar