8 remedios caseros, baratos y efectivos para combatir la fiebre

Enlace patrocinado
por Kike Pérez
el 11/11/2016 en Salud

Si deseas combatir la fiebre sin recurrir a los fármacos, aquí tienes 8 remedios naturales muy efectivos. Eso sí, solo recomendamos estos remedios para fiebre moderada o febrícula, entre 37’5º y 38’5º C, muy característica en resfriados y otros procesos gripales. Recordar que siempre debemos acudir a nuestro médico cuando la fiebre supere los 39º – 40º C.

Shutterstock

Shutterstock

Jenjibre

El gingerol y las sustancias antisépticas que provoca el suave picor de esta raíz es un gran aliado para los procesos gripales, induciendo la sudoración y  bajando la fiebre.

Para beneficiarte de sus efectos medicinales, prepara una infusión con media cucharadita de raíz de jengibre, finamente picada y en un taza de agua hervida.

Pulsa aquí para saber más acerca del jengibre, usos y efectos positivos en la salud.

Guindilla cayena

El picor de la guindilla, originado por la capsaicina, provoca la vasodilatación del sistema circulatorio y aumenta el flujo de sangre lo que te ayudarán a reducir la temperatura. Los especialistas de la revista mejor salud Canadá recomiendan incorporar este ingrediente a las comidas, especialmente en caldo reconfortantes.

Calcetines mojados

Suena bruto, pero es un remedio muy efectivo y popular en Canadá. En primer lugar, introduce tus pies en agua caliente durante un par de minutos. A continuación, introduce unos calcetines de algodón en agua fría, escúrrelos para retirar el exceso de agua y colócalos en tus pies. Coloca un segundo par de calcetines secos de lana sobre los primeros y túmbate en la cama a descansar. Este remedio aumentará drásticamente la circulación sanguínea y bajará tu fiebre.

Paños de vinagre y agua

El vinagre de manzana es un recurso barato y eficaz para reducir la fiebre, ya que el ácido presente en él ayuda a extraer el calor de la piel.

Para ello mezcla una taza de vinagre por dos de agua fría y moja un paño. Escúrrelo y aplícalo a modo de compresa sobre al frente. Remoja el paño cada vez que se caliente y repite el proceso hasta que baje la fiebre.

Baño de agua fría y vinagre

Más intenso y para cuadros febriles más fuertes, tomar un baño de agua tibia con media taza de vinagre reducirá nuestra fiebre en 5 o 10 minutos.

Caldo de pollo

Shutterstock

Shutterstock

El saber popular nos dice que la sopa de pollo es buena para el resfriado, y es verdad. Este remedio contiene un aminoácido llamado cisteína capaz diluir la mucosidad, la congestión y la fiebre. Eso sí, debemos tomarlo tibio o frío. Tan solo tomaremos el caldo caliente cuando necesitamos reconfortar al enfermo, pero no exista fiebre.

Descubre otros 25 alimentos reconstituyentes para vencer el malestar general, enfriamientos y resfriados aquí.

Ajo

El ajo posee propiedades antifúngicas y antibacterianas que ayudan a combatir las infecciones del cuerpo, así como prevenir la enfermedad. También puede reducir la fiebre mediante el aumento de la sudoración del paciente, lo que también ayudará a eliminar las toxinas del cuerpo acelerando la recuperación.

Para preparar es remedio casero debes picar un diente de ajo grande y agregarlo a una taza de agua caliente para infusionarlo durante 10 minutos, colarlo y beberlo lentamente. Bebe esto dos veces al día y te sentirás mucho mejor al día siguiente.

Si quieres saber más sobre el ajo y sus propiedades puedes hacerlo aquí.

Cúrcuma

La curcumina, presente en la cúrcuma, es un potente antiviral, antifúngico, antibacteriano y antioxidante natural que ayuda al sistema inmunológico a luchar contra cualquier tipo de infección. También ayudará a evitar complicaciones reduciendo la duración de la fiebre.

Mezcla media cucharadita de cúrcuma y un cuarto de cucharadita de pimienta negra en polvo en una taza de leche bien caliente y bébetelo despacio.

Fuentes: top10remedioscaseros.com,  besthealthmag.caremedydaily.com,

Si te gustó, compártelo:

¿Quieres escribir en La voz del muro? Déjanos tu email

Síguenos en Facebook

Artículos relacionados y más