La halitosis, o mal aliento, puede tener diversas causas y no siempre la falta de higiene es una de ellas. Los problemas estomacales, digestiones pesadas, un desequilibrio en las bacterias bucales o ciertos alimentos pueden causarlo. Si necesitas un extra de frescor en tu boca, aquí tienes 8 remedios naturales para lograrlo.

Té de cúrcuma

Las propiedades antibacterianas e inflamatorias de la cúrcuma la convierten en un excelente remedio contra el mal aliento, ya que además de eliminar los gérmenes de nuestra boca puede calmar nuestras encías.

Instrucciones: Toma un infusión de leche de coco caliente, una cucharadita de cúrcuma, canela al gusto y miel para endulzar.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio acude una vez más al rescate de nuestra higiene diaria, gracias a este enjuague casero para el mal aliento. Y es que este producto con más de mil usos también limpiará a fondo nuestra boca.

Instrucciones: Disuelve una cucharadita de bicarbonato de sodio en medio vaso de agua y enjuaga tu boca a fondo. No olvides hacer gárgaras. Añade una o dos gotas de aceite esencial de menta para un extra de frescor.

Piña natural

La piña es rica en bromelina, una enzima que favorece la digestión y que actúa de limpiador estomacal. Especialmente eficaz para contrarrestar el olor de las comidas fuertes como la cebolla o el ajo.

Instrucciones: Toma un a pieza de piña o su zumo natural después de una de estas comidas bomba.

Manzanas

Las manzanas -o cualquier otra fruta crujiente- tiene el poder de actuar como cepillo de dientes natural, limpiando nuestros dientes y encías y refrescando nuestro aliento.

Instrucciones: Comer y listo. Eso sí, nada de comer bocados pequeños con cuchillo y tenedor. Buscamos que el acto de morder limpie nuestros dientes.

Agua

Parece mentira, pero el simple hecho de permanecer correctamente hidratado hará maravillas con tu aliento. Si nuestra hidratación es baja, el cuerpo ahorra agua produciendo menos saliva y esto permite que las bacterias causantes el mal aliento proliferen con mayor rapidez.

Instrucciones: No olvides beber 2 litros de agua al día. Si te cuesta, prueba a incluir infusiones o añade limón al agua.

Especias antisépticas

Existen un buen número de especies culinarias, como la canela o el clavo, con propiedades antisépticas que pueden ser utilizadas como remedio para el mal aliento.

Instrucciones: La web Mejor salud recomienda chupar una rama de canela o frotarla contra los dientes para liberar su poder limpiador. Y además está riquísima.

La clorofila

Las hierbas y verduras de hoja verde son ricas en clorofila. Esta sustancia tiene el poder de refrescar nuestro aliento si se mastica cruda.

Instrucciones: Mastica un poco de perejil, espinacas o cualquier otra verdura de hoja verde durante un minuto. No tienes que tragarlas; después ecúpelas.

Menta

Es la estrella de todos los remedios contra el mal aliento y no es causalidad. La menta posee un poder refrescante sin igual, solo disputado por la hierbabuena. Además de su frescor, la menta también posee propiedades digestivas y anticongestivas, por lo que también es recomendable ingerir sus hojas o infusión con ellas.

Instrucciones: Mastica unas hojitas de menta o frótalas contra tus dientes. También puedes hacer una rica infusión.

Fuente: remedydaily.com

Publicado en Salud