Tener un nudo en el estómago, sentir mariposas o nervios en la tripa son algunas de las sensaciones que podemos experimentar en nuestro sistema digestivo y que dependen de nuestro estado anímico.

Según ha demostrado la ciencia, el sistema digestivo y nuestro cerebro parecen estar profundamente conectados, afectándose el uno al otro.

Sufrir de dolores leves de estómago, gases, estreñimiento, nauseas, ardores o indigestión de forma habitual es un verdadero fastidio que puede terminar afectando a nuestro estado emocional.

Para evitarlo os presentamos 8 remedios caseros que ayudan a aliviar algunos de estos problemas estomacales, pero, como siempre, queremos recordaros que lo más conveniente es que acudáis al médico si os encontráis mal habitualmente.

Zumo de zanahoria y menta

mal estar estomago 1
Como pudimos comprobar con la receta de jarabe de zanahoria y miel para la tos, esta hortaliza, además de vitaminas, minerales y antioxidantes, posee propiedades calmantes y digestivas. 

La menta, por su parte, aumenta la salivación, reduce los ardores y calma los gases y flatulencias.

Para combinar el poder de ambos, cuece 4 zanahorias en rodajas con una cucharita de menta seca durante 15 minutos. Después tritura la mezcla y añade jengibre o limón a tu gusto para darle sabor.

Arroz blanco

mal estar estomago 2
Fácil de digerir y astringente, el arroz es el remedio ideal para detener una diarrea o enfrentar un malestar estomacal si nos sentimos indispuestos.

También puede tomarse en infusión, para lo que basta hervir media taza de arroz en 6 tazas de agua durante 15 minutos. Después, cuela el agua y añade unas cucharadas de miel al caldo para tomar esta infusión aún caliente.

Vinagre de manzana

mal estar estomago 3
El vinagre de manzana estimula la producción de enzimas digestivas, destruye bacterias dañinas y regula los ácidos del estómago. También puede calmar los espasmos intestinales y alivio los gases. Lo único malo es que su sabor no agrada a todo el mundo, pero ¿qué es un poco de vinagre a cambio de semejante alivio?

Mezcla una cuchara de vinagre de manzana y una taza de agua caliente, añade una de miel y bebe de inmediato. En unos minutos comenzarás a sentirte mejor.

Dieta rica en pasas y fruta deshidratada

shutterstock_97320632

Si padeces estreñimiento, prueba a introducir en tu dieta todo tipo de pasas y frutas deshidratadas, tales como los albaricoques, ciruelas pasas y otros. Estos alimentos son ricos en fibras y estimularán tu transito intestinal.

Yogurt

mal estar estomago 4
Es probable que no quieras consumir leche si padeces de algún problema estomacal pero el yogurt, debido a la presencia de microorganismos y probióticos, alivia el dolor estomacal y estimula el sistema inmunológico.

La única precaución que debes tomar es elegir yogures desnatados y sin azúcares añadidos.

Semillas de alcaravea

shutterstock_225574117

De venta en herbolarios, las semillas de alcaravea inhiben el crecimiento de bacterias que causan indigestión, gases, distensión abdominal y meteorismo. Además poseen muchos minerales y vitaminas y pueden usarse tanto para aromatizar comidas, añadir a panes o para sazonar.

Una de las mejores maneras de consumirlas para aprovechar sus propiedades digestivas es en infusión; media cucharadita de semillas de alcaravea en una taza de agua hirviendo después de las comidas y adiós a los gases.

Hinojo

shutterstock_371783977

Masticar hinojo, comerlo en ensalada o cocido al horno puede ayudarnos a reducir los gases y mejorar el transito intestinal. Si padecemos de espasmos intestinales es mejor tomarlo en infusión. 

Calor localizado

mal estar estomago 5
Si necesitas un alivio puntual para sentirte mejor y favorecer el efecto de los remedios naturales antes descritos, el calor localizado puede ser un gran aliado. 

Coloca una bolsa de agua caliente o un calcetín de semillas sobre tu tripa y ten cuidado de no quemarte. El calor aumentará el flujo sanguíneo en la zona aliviando las molestias y favoreciendo que los principios activos de los remedios actúen antes.

Fuente: rd.com

Publicado en Salud