9 cosas que podrían estar perjudicando la salud de tus pechos y quizá no sepas

Enlace patrocinado
por Ana Hache
el 28/11/2016 en Mujer XXI

Hay un antes y un después del nacimiento de los pechos. Muy probablemente la mayoría recordemos el momento en que empezaron a desarrollarse en nuestro cuerpo. Desde entonces, llegan situaciones a las que tienes que hacer frente; la compra de sujetadores, cuidados, hidratación o irritación por lo molestos que pueden ser al hacer deporte.

Sea como sea, cada mujer ha aprendido a cuidar de su pecho como mejor sabe o puede, aunque por desgracia hay una serie de factores que afectarán sí o sí y que tal vez desconozcamos.

Elegir correctamente la talla del sujetador es tal vez el más conocido y el más difícil, puesto que la gran mayoría de las féminas no lo hace bien. Este y otros factores de riesgo para nuestros senos pueden evitarse muy fácilmente si conocemos cuáles son y les prestamos la atención que merece.

Usar un sujetador que no sea nuestra talla

cosas-no-hacer-pechos-mujer5

A la hora de decidirnos por un sujetador u otro, solo una de cada cuatro mujeres lo hace correctamente. La mayoría, sin embargo, no elegimos biene la talla. No sabemos, y pensamos que no importa. Pero ir incómodas o sentir que nos aprieta solo puede trar malas consecuencias. Que afecte al fujo sanguíneo es una de ellas.

Usar las pinzas en la zona del pecho no es nada recomendable

cosas-no-hacer-pechos-mujer1

La piel del pecho es muy sensible, por eso cada vez que la exponesmos a instrumentos como estas pinzas el daño que hacemos es mayor. Pues hace que el pelo nazca de nuevo más grueso debido a la inflamación que se provoca en la piel. Cuanto menos agredamos esta zona, mejor.

Pellizcar los pezones demasiado fuerte es peligroso

cosas-no-hacer-pechos-mujer8

Determinados comportamientos con nuestra pareja pueden parecer inofensivos, como por ejemplo pellizcarse los pechos. Sin embargo un hecho tan cotidiano puede hacer que nos enfrentemos a daños en el pecho si se hace demasiado fuerte.

Hacerse un piercing en el pecho puede ser peligroso

cosas-no-hacer-pechos-mujer4

Cuando nos hacemos un piercing corremos un determinado riesgo de infección independientemente del lugar del cuerpo donde lo hemos hecho. Pero cuando perforamos el pecho, además se corre más riesgo por la proximidad del pezón al sistema linfático, lo cual puede hacer que bacterias se propaguen rápidamente a través de la sangre.

El humo de los cigarros daña también el pecho

cosas-no-hacer-pechos-mujer7

Junto con el alcohol, el tabaco es un enemigo para el cuerpo humano. Los agresivos productos químicos que se inhalan con un cigarrillo llegan a los pulmones, pero también se filtran en la piel. Esto hace que afecte a la elasticidad y que las personas que fuman puedan llegar a tener la piel más floja.

Correr sin la sujección adecuada

cosas-no-hacer-pechos-mujer6

Hacer deporte sin la adecuada sujección del pecho es muy incómodo, pero además puede ser peligroso. Sea salir a correr o ir al gimnasio, se recomienda siempre el uso de un sujetador deportivo independientemente del tamaño de los pechos. Ya que el rebote sufrido en el pecho puede causar tejido cicatricial en la parte superior, pudiendo ser muy doloroso.

Dormir boca abajo

cosas-no-hacer-pechos-mujer9

La postura que adoptamos al dormir puede afectar también a la salud. En el caso del pecho, dormir boca abajo puede hacer que la presión a la que nos exponemos durante la noche llegue a alterar su forma con el tiempo. En estos casos es mejor usar una almohada o intentar cambiar a dormir de lado.

No hidratarse

cosas-no-hacer-pechos-mujer2

La hidratación no es solo importante para la zona del pecho, sino que la piel entera necesita de cremas o aceites para mantenerse sana. Pero además, resulta que la zona de la piel del pecho suele ser más delgada por lo que puede ser más propensa a la pérdida de elasticidad o a la aparición de irritaciones cutáneas. Es más que recomendable hidratar regularmente con crema o loción reafirmante esta zona.

Obsesionarse por tener un pecho más grande que el otro

cosas-no-hacer-pechos-mujer3

Es completamente normal observar que un pecho sea mayor que el otro. Ocurre lo mismo con los pies o los ojos, no somos simétricos y no pasa nada. Sin embargo, muchas mujeres llegan a obsesionarse o frustrarse por el tamaño desigual. El hecho es que, estadísticamente hablando, se tiene uno más grande que el otro (usualmente el izquierdo) por eso no hay necesidad de ir corriendo a un cirujano plástico.

Fuente: littlethings, Wikipedia

Si te gustó, compártelo:

¿Quieres escribir en La voz del muro? Déjanos tu email

Síguenos en Facebook

Artículos relacionados y más