Cuando éramos pequeños y enfermábamos, ¿recordáis aquellos remedios caseros que mamá o la abuela solían aplicarnos?. Sorprendentemente, al cabo de unos pocos días parecíamos estar como nuevos. Bien, pues si habéis estado pensado durante todos estos años que se trataban de ‘cuentos chinos’, estáis muy equivocados.

Como no podía ser de otra forma, la ciencia ha dado la gran mayoría de las respuestas avalando por fin por qué estos remedios funcionan. Aunque no hayan conseguido determinar el cómo en todos los casos, sí que han conseguido probar los efectos beneficiosos que tienen sobre nosotros. 

Estoy seguro de que, después de leer el artículo y sufráis algunas de las afecciones contenidas en la lista, haréis más caso a los consejos que os daban cuando erais pequeños:

1. Gárgaras con agua para prevenir infecciones en las vías respiratorias superiores

remedios_1
¿Estás resfriado? Trata de hacer gárgaras con agua corriente. En un estudio realizado a 400 voluntarios determinó que aquellos que hacían gárgaras con agua corriente eran menos propensos a sufrir una infección del tracto respiratorio superior -un tipo de infección a menudo vinculada a los resfriados- que los que no las hacían durante el período de estudio. Los investigadores concluyeron que, “hacer gárgaras con agua corriente es eficaz para prevenir este tipo de infecciones”.

2. Caramelos de jengibre para las náuseas

remedios_2
Si sois de los que sienten náuseas cada vez que viajáis, trata de llevar siempre a mano unos caramelos de jengibre. En un estudio se determinó que con tan solo un gramo de raíz aliviaba los síntomas del mareo y náuseas, incluidas las inducidas por la quimioterapia. Según el doctor Stephen Hanuer, profesor de gastroenterología y hepatología en Northwestern University Feinberg School of Medicine, en general el jengibre también puede ser útil para aliviar los gases y la indigestión.

3. Caldo de pollo para los resfriados

remedios_3
Mamá y la abuela tenían razón. Aunque todavía no se ha conseguido precisar por qué la sopa de caldo de pollo nos hace sentir mejor cuando estamos enfermos, los investigadores están bastante seguros de lo que hace. En un estudio en el que los científicos estaban tratando de determinar el efecto de la sopa en la inflamación que provoca los síntomas del resfriado, encontraron que la sopa de pollo tiene propiedades anti-inflamatorias que pueden disminuir la hinchazón y el enrojecimiento de las membranas mucosas.

4. Vinagre y alcohol para tratar el oído del nadador

remedios_4
Siempre que no tengáis los tímpanos perforados, podéis utilizar esta sencilla receta de la Clínica Mayo para detener las infecciones de oído antes de que comiencen. Simplemente debéis combinar una parte de vinagre blanco y otra de alcohol. Aplica dos o tres gotas del líquido en cada oreja y deja que drene. La mezcla está diseñada para ayudar a detener el crecimiento de bacterias y hongos que causan la otitis externa.

5. Manzanas y zanahorias para los dientes blancos

remedios_5
Al parecer, no solo son productos geniales para nuestro organismo, ya que también ayudan a mantener los dientes blancos. Masticar zanahorias crudas y crujientes ayuda en la limpieza de la placa almacenada en los dientes. A su vez, ayuda a mantener en equilibrio el ácido-alcalino de la boca, es decir, que mantiene a las bacterias bucales a raya. Las manzanas y las fresas también contienen ácido málico, que ayuda a blanquear el esmalte.

6. Miel para la tos

remedios_6
¿Odiáis el sabor del jarabe para la tos?. La OMS recomienda la miel como un medicamento para tratar la tos en los niños y, un estudio elaborado en 2012 realizado a 300 niños que habían estado enfermos durante una semana o menos, se encontró que los que recibieron 10 g de miel antes de acostarse -en comparación con los que recibieron un placebo- gozaban de un menor número de síntomas y, por extraño que parezca, dormían más profundamente también.

7. Hielo para los dolores de cabeza

remedios_7
La aplicación de hielo en la cabeza o en la parte posterior del cuello, ayuda a lidiar con el dolor de la migraña. Esta sensación de frío también puede ayudar a deshacerse de los molestos latidos de las sienes. En un estudio realizado en 2013 a 50 personas con migrañas, se determinó que aquellos que se pusieron hielo en la zona del cuello durante 30 min al comenzar el dolor, este se vio reducido significativamente. Cuando se quitaban el hielo durante 30 minutos, afirmaban que este volvía a aumentar.

8. Vodka para el olor de pies

remedios_8
Limpia tus pies con un trapo empapado en vodka para eliminar el mal olor. El vodka contiene alcohol, un antiséptico que destruye el olor que causan las bacterias y los hongos, además de eliminar la humedad que permite a estos organismos desarollarse.

9. Cinta adhesiva para las verrugas

remedios_9
Mucha gente hace todo lo posible para poder deshacerse de sus verrugas, pero no hay manera. Generalmente las opciones médicas disponibles suelen ser dolorosas, como la crioterapia, preparaciones de ácido o un tratamiento con láser. Para que os hagáis una idea, la crioterapia -que consiste en quemar la verruga aplicando nitrógeno líquido sobre ella- solo tiene una tasa de éxito de un 60%.

Si embargo, ¡tenemos buenas noticias!. En un estudio realizado en el año 2002, los científicos determinaron que quienes cubren sus verrugas con cinta aislante consiguen eliminarlas con un porcentaje más alto que congelándolas. Basta con aplicar un pequeño trozo de cinta adhesiva aislante -de la variedad oscura y limpiando bien la zona antes- sobre la verruga y dejar actuar durante una semana. Después de ese tiempo, lava bien la zona y usa una piedra pómez para limpiar la zona afectada. Repite el proceso hasta que la verruga desaparezca por completo. ¡Este truco nunca sustituye la vista a un médico!

Vía: deadbees fuente Lavozdelmuro.net

Publicado en Salud