Hace unos meses compartíamos con vosotros el video en el que un joven estuvo a punto de ser atropellado por un tren mientras se realizaba un selfie (foto a sí mismo) en las vías.

Y es que la moda de los selfies va ganando cada vez más y más popularidad desde que en la pasada gala de los Oscars las estrellas de Hollywood se retrataran en una de estas particulares fotografías.

Pero el video que mostramos va más allá de la cordura y de la estética artística. Dos hombres que parecen perseguir un tornado con el coche se detienen a pocos metros de este, bajando uno de ellos del vehículo para situarse aun más cerca y sacar la preciada toma. Tras la foto, vuelve al vehículo por los pelos. Una fotografía que podía haberle costado la vida.

Publicado en Miscelánea