Todos sabemos lo que es el bullying o acoso escolar. Un maltrato ya sea psicológico, verbal o físico producido entre escolares de una forma reiterada. 

Esto siempre ha existido, pero a lo largo de los años con la ayuda de las nuevas tecnologías y las redes sociales, el acoso a dado un paso más, llevando a muchos niños ha un abismo del que no saben como salir. 

 En este articulo os hablare del caso de Megan Meier.  Megan nació en Misuri, vivía con su hermana Allison y sus padres Christina Laherty y Ronald Meier. Era una niña sensible y vulnerable que disfrutaba de pasar el tiempo jugando con sus amigas y con su familia. 

Ya en tercero de primaria le diagnosticaron un TDA (Transtorno por déficit de atención y depresión. La depresión venia de un sobrepeso que ella creía tener. Desde ese momento Megan visitaba periódicamente a un psiquiatra y era medicada con Citolopram (Antidepresivo), Metilfeniadato (Para el TDA) y Ziprasidona ( un Anti-psicótico atípico).

A la edad de 13 años, Megan amaba nadar, navegar, la música rap y los animales sobretodo los perros, también le gustaban los chicos como a cualquier niña de su edad. 

Megan y una amiga suya que vivía a pocos casas de ella  hablaban con chicos a través de My Space, pero cuando ambas empezaron a octavo curso en la “La Inmaculada Concepción” su nuevo colegio se pelearon y rompieron la amistad.

La madre de Megan creía que la chica aun era joven para tener su propia red social, pero viendo que todos sus amigos la tenían y ante la insistencia de la niña, le permitió crearse una cuenta. 

En My Space pronto Megan conoció a un chico llamado Josh Evans. Era un joven que hacía poco se había mudado a la zona, le gustaba tocar la guitarra y contándole cosas de su vida ya que provenía de un hogar roto consiguió la confianza de Megan. 

Josh y Megan se pasaban horas riendo y hablando juntos y durante seis maravillosas semanas se convirtieron en cibernovios.  Megan le hablaba a sus amigas de su novio, y no podía esperar para llegar a casa y ponerse ha hablar con él. 

Vivía en un sueño, hasta que el 16 de octubre de 2006, el sueño se torno pesadilla. Al llegar a casa y conectarse el primer mensaje que vio fue este: 

“I don´t know if I want to be friends with you anymore because I´ve heard that you are note very nice to you friends” -Mensaje original de Josh. 

“No sé si quiero seguir siendo tu amigo por que he oído que no eres muy buena con tus amigos”-Traducción. 

Pero esto no fue todo, Josh empezó a enseñar los mensajes que había intercambiado con Megan durante semanas, y él y sus amigos empezaron a postear mensajes en contra de Megan, la insultaban y acosaban sin parar. 

Megan estaba destrozada, ¿Por que su príncipe le hacía tal cosa? La llamaban furcia, le decían que estaba gorda y que trataba mal a sus amigos. La joven aguanto todo lo que pudo hasta que finalmente recibió un último mensaje. 

“Everybody in O´Fallon knows who you are. You are a bad person and everybody hates you. Have a shitty rest of you life. The world would be a better place without you.”-Mensaje original de Josh

“Todo el mundo en O´Fallon sabe quién eres. Eres una mala persona y todo el mundo te odia. Que el resto de tu vida sea una mierda. El mundo sería un lugar sin ti.”-Traduccion.

Eso fue la gota que lleno el vaso, y Megan destrozada contesto una sola frase. Entre sollozos le dijo a sus padres que los chicos estaban diciendo cosas horribles sobre ella y que no sabia por qué, veinte minutos después al subir a ver como se encontraba y si se había calmado la encontraron ahorcada, pero fue tarde para salvarla. 

“You´re the kind of boy a girl would kill herself over”-Mensaje original de Megan.

“Tú eres el tipo de chico por el que una chica se mataría”-Traducción

  Christina Laherty y Ronald Meier enterraron a su hija, destrozados por lo que había pasado. Pero semanas después descubrieron una terrible verdad. Josh Evans, el supuesto amigo de su hija nunca había existido, era un montaje, una identidad falsa. Detrás de todo se encontraba la madre de la amiga con la que se había peleado al comenzar el curso. Lori Drew. 

Lo había inventado todo solamente como venganza por que Megan había dejado de ser amiga de su hija, ella junto con su empleada del hogar, Ashley Grills de 18 años habían ayudado habían acosado y hundido a un niña de solo 14 años hasta llevarla al suicidio. 

“No me siento responsable en manera alguna ahora que sé que había tenido tendencias suicidas en el pasado”Declaro Lori Drew, madre de la ex amiga de Megan.

Pronto la historia de Megan salio a la luz pública y aunque en un primer momento no se dijeron los nombres de los acosadores de la niña, la misma arma que utilizaron estos para hundir a Megan les dio la espalda saliendo a la luz sus nombres, y la dirección, números de Drews.  Siendo victima de actos vandalicos en su propiedad. 

El 24 de noviembre del 2007 llevaron a cabo una vigilia de velas en recuerdo a Megan, la multitud se reunió en una cercana playa y pasaron en silencio delante de las casas de Megan y de Lori Drews, un pequeño trozo de tierra a lado de la casa de Lori fue el escenario de recueros de amigos de Megan, esto le recordaría una vez más lo que había hecho. 

El caso de Megan causo que la ciudad de Florissant (Misuri) también aprobara una ley contra el ciberacoso, como otros municipios y condados. El estado de Misuri reviso sus leyes sobre el acoso como respuesta al caso, actualizándolos para cubrir el acoso a través de ordenadores y teléfonos móviles, también creo un nuevo delito para cubrir los adultos (mayores de 21) y más casos de acoso hacia niños menores de 18.  

Christina Meier creó la Fundación Megan Meier, que tiene la sede en Chesterfield (Misuri). Esta organización existe para promover “La conciencia, la educación y promover un cambio positivo para niños padres y educadores en respuesta a la continua intimidación y el acoso cibernético en nuestros hijos entorno cotidiano”

Publicado en Miscelánea
Fuentes consultadas:
http://www.elmundo.es/elmundo/2008/11/20/internacional/1227214680.html
https://www.youtube.com/watch?v=0IVUl5R3xxA&t=373s