El sueño de la humanidad desde casi su mismo nacimiento ha sido el de ralentizar o eliminar el envejecimiento. Conservarnos eternamente jóvenes es algo que a casi nadie disgusta, pero aún estamos muy lejos de esa meta.

No obstante, la firma estadounidense Olivo Labs, en colaboración con diversos científicos del MIT, ha conseguido dar un pequeño paso en esta dirección francamente interesante. Se trata de XPL y viene a ser algo así como una segunda piel de silicona que “elimina” las arrugas de nuestra cara.

XPL se aplica mediante 2 pasos, primero una capa de polisiloxano, seguida de un catalizador de platino. Su aspecto es prácticamente indetectable a la vista o al tacto. Además, la persona que lo lleva tampoco notará nada diferente a cuando se aplica una crema hidratante normal y corriente.

Así es la segunda capa de piel que se forma al aplicar XPL

Así es la segunda capa de piel que se forma al aplicar XPL

Ha llamado mucho la atención a los científicos por sus resultados sorprendentes en las pruebas de laboratorio, pero tampoco debemos pensar que XPL es la panacea en la lucha contra el envejecimiento. Al fin y al cabo no deja de ser una especie de maquillaje temporal.

De todas formas las posibilidades de este producto no solo se limitan al ámbito de la estética. Se están haciendo pruebas para añadir a esta segunda piel elementos protectores contra los rayos UV o fármacos que se administrarían directamente en la zona donde lo apliquemos.

Aunque llevan ya 9 años de trabajo, XPL sigue en fase experimental, por lo que, seguramente, tardaremos unos cuantos años más en ver productos basados en su idea.

Fuente: Omicron, artículo por La Voz del Muro

Publicado en Ciencia