Llevamos mucho tiempo oyendo hablar de las energías limpias o renovables e implantándolas.  La realidad es que la demanda actual de energía es tan elevada que estamos lejos de poder abastecernos solo con la alternativa ecológica. Por este motivo el primer paso para conseguir la sostenibilidad sería “educar” a la población en un consumo moderado y responsable de los recursos energéticos. Ya os hemos hablado de casas autosuficientes y de varias ideas ecológicas que nos harán ahorrar sufrimiento a nuestro planeta. Todo es cuestión de educación, como hemos dicho antes.

Por otro lado las energías renovables tienen una cara “oscura” y es que en ocasiones, algunos de los materiales utilizados para fabricar los determinados mecanismos no son todo lo ecológicos que podrían ser. Por ejemplo, para fabricar una pala de una turbina se producen, aproximadamente, una tonelada de residuos tóxicos. Ahora piensa que cada turbina lleva 3 palas y haz los cálculos… A esto podemos añadirle el elevado coste inicial que supone instalar un dispositivo

Otra desventaja sería el desembolso inicial que debemos hacer si queremos instalar algún sistema energético en casa. En este caso hablaríamos de unas placas solares, aunque a la larga las rentabilizariamos, no todo el mundo puede permitirse gastar entre 3.000 y 9.000 € que suele costar una infraestructura de este tipo.

Captura de pantalla 2015-06-18 a las 11.16.27

Para solucionar estos “pequeños” inconveniente los chicos de Vortex han ido un paso más allá y han inventado la turbina eólica sin aspas y, por consiguiente, más barata.

Un invento curioso que aprovecha los remolinos que provoca el viento para, mediante un movimiento de oscilación, producir energía. De momento han lanzado su campaña en Indiegogo y ya han conseguido la cifra de 50.000€ que necesitaban para empezar con los prototipos y las pruebas.

Captura de pantalla 2015-06-18 a las 11.16.43

¿Que ventajas tiene Vortex frente a una turbina eólica convencional

– Un mayor respeto al medio ambiente ya que se necesita menos material para construir cada aparato.

– Menos impacto ambiental, al no tener aspas no hay peligro de interferir en las rutas migratorias de las aves ni provocarles daños.

– Mucho más silencioso que las turbinas convencionales.

– Producir energía con vortex es un 40% más barato que con un molino.

– Mucho menos pesados que los molinos, un 80% menos, por lo que facilita mucho su instalación.

– Mantenimiento casi inexistente debido a la ausencia de engranajes, por lo que son más duraderos y, otra vez, más económicos que los molinos tradicionales.

Captura de pantalla 2015-06-18 a las 11.17.01

Con todo esto a su favor, Vortex tiene muchas papeletas para convertirse en una opción viable en esto de las energías renovables. Además Vortex está enfocado a 2 mercados, tanto al particular con Vortex de un tamaño de unos 13 metros que puedes instalar en tu casa a nivel colectivo, hasta aparatos de unos 150 metros, ideales para plantar un campo y abastecer ciudades enteras.

A continuación os dejo el vídeo donde explican un poco mejor como funciona este aparato.

Fuente: Indiegogo, Vortex Bladeless

Publicado en Verde