Nadie sería tan “cutre” como para regalar una botella de Coca-Cola por Navidad, por mucho que nos lo intente vender la publicidad. Pero como siempre nos gusta hacernos eco de las campañas publicitarias originales y de las curiosidades, no queríamos dejar pasar el siguiente vídeo.

Un pequeño truco de origami y dos segundos, serán suficientes para transformar una aburrida botella de plástico en una sorprendente versión navideña.

Esta pequeña obra de ingeniería es, sin duda, la propuesta de marketing más original y fresca de la temporada navideña. Lamentablemente, el nuevo envase solo se vende en una treintena de países, por lo que muchos de nosotros tendremos que disfrutar de su transformación en el siguiente video.

Original: Awesome Coca-Cola Christmas bottle bowtie

Publicado en Insólito