Hay momentos en la vida en los que no podemos entendernos con las personas que nos rodean, o que nos sentimos incómodos cuando tenemos que preguntar o pedir algo a otra persona.

Estos trucos que te ayudarán a mejorar tu relación con los demás.

1. Cuando la respuesta no es la deseada

Cuando la respuesta no es la deseada, no tienes que volver a preguntarle (sucede cuando la otra persona no te lo ha contado todo, no te lo dice de forma clara o, simplemente, te mintió). En vez de eso, simplemente, sin decirle nada, mírala a los ojos con atención, fijamente. Con este método no le darás oportunidad alguna de esquivarte, tendrá que seguir expresándose y acabará diciendo lo que piensa.

 

2. Si alguien te grita

Si alguien te grita, mantén la calma e intenta que no te moleste. La primera reacción a tu tranquilidad provocará que grite más y tenga un comportamiento basado en la irritación, en la ira, como si fuera a salir de allí disparado. En un principio, tu comportamiento provoca ese estado, pero desaparecerá rápidamente, dando lugar a una segunda reacción, supeditada a un sentimiento de culpabilidad por su mal comportamiento. Lo más probable es que la persona que pida perdón sea aquella que te ha gritado.

 

3. Si sabes que la otra persona incide en algo que has hecho mal

Si sabes que la otra persona incide en algo que has hecho mal, sé valiente y ponte a su lado, se suavizará y, probablemente, será menos negativa que si estuviera lejos de ti.

 

4. si estás nervioso, ayúdate con goma de mascar

La ingesta de alimentos siempre se asocia con la paz y la seguridad, lo hacemos con más frecuencia en nuestra casa. Por eso, si estás nervioso, ayúdate con goma de mascar, así engañas a tu mente, creando la sensación de que estás comiendo, lo que hará que te sientas más confiado y relajado.

 

5. Un antiguo método utilizado por los estudiantes

Un antiguo método utilizado por los estudiantes es convencerse de que el profesor es su amigo. Si haces eso con la otra persona que tienes enfrente, te será más fácil contestar a sus preguntas y sentirte más tranquilo. Esta técnica es eficaz en otras situaciones, por ejemplo, se puede utilizar durante una entrevista importante.

 

6. Cada uno mirará, instintivamente, a la persona que más le atrae

Si en una reunión o en un encuentro, todos ríen por algo a la vez, cada uno mirará, instintivamente, a la persona que más le atrae. Por lo tanto, intenta fijarte bien cuando hay una buena broma, aprenderás bastante y sabrás muchas cosas importantes.

 

7. Al encontrarte con una persona, intenta expresar más alegría

Al encontrarte con una persona, intenta expresar más alegría; por ejemplo, sonríe de forma sincera o prueba llamarla por su nombre con cariño y afinidad. Así, con el paso del tiempo, empezarás a sentir más cariño hacia ella y la alegría de verla será sincera.

 

8. Ser Cortés.

Si tu trabajo está relacionado con varias personas, logra que ellas sean amables contigo para así conseguir comportarte de forma más cortés. Prueba poner un espejo detrás de ti, de esta forma tus interlocutores podrán verse a sí mismos. Por regla general, en el espejo, siempre tratamos de buscar nuestro mejor lado: sonreír. Nadie quiere verse malvado y perjudicial para sí mismo.

 

9. Si quieres llamar la atención de una persona que te atrae

Si quieres llamar la atención de una persona que te atrae, mira fijamente a algún objeto que se encuentre justo detrás de sus hombros. Una vez que percibas que la mirada de la otra persona se fija en ti, mírala rápidamente a los ojos y sonríe suavemente. ¡Funciona a la perfección!

 

10. En realidad, podemos controlar nuestro estrés

En realidad, podemos controlar nuestro estrés: cuando estés muy preocupado, sientas la sensación de que respiras con más frecuencia y tu corazón lata más rápido; trata de obligarte a respirar con calma y buscar el equilibrio. Realmente, somos capaces de hacerlo.

 

11. Con el fin de ganar la simpatía del otro en el primer encuentro

Con el fin de ganar la simpatía del otro en el primer encuentro, simplemente, define el color de sus ojos en el momento en que acabas de conocerlo. El contacto visual favorece la comunicación.

 

12. Reuniones

En el inicio de una reunión, si hay que alcanzar un acuerdo, establece en un principio algunos requisitos o condiciones poniendo altas expectativas. Lo más probable es que la persona situada enfrente no esté de acuerdo, negándose de pleno. Pero, una vez conozca las condiciones reales que tú le ofreces, a continuación, estará de acuerdo en absoluto. La gente tiende a aceptar más propuestas del otro en una negociación, si el punto de inicio parece imposible de alcanzar en un principio.

 

13. Ten confianza en ti mismo, y el mundo estará a tus pies

Las personas se sienten atraídas por aquellas que tienen confianza en sí mismas y por sus acciones. Así que muéstrate seguro de ti mismo en los temas sobre los que estás hablando (incluso si no es así del todo).

Nuestra expresión facial está estrechamente relacionada con las emociones: elevamos las cejas cuando estamos emocionados y cuando lloramos cerramos los ojos. Por el contrario, las expresiones faciales afectan nuestro interior. Si ahora mismo hacemos una mueca, similar a la que aparece en nuestro rostro cuando lloramos, es probable que las lágrimas comiencen a rodar por su propia cuenta. Utiliza esta peculiaridad dándole un buen uso. Sonríe sin ninguna razón, y sólo después de unos segundos, la sonrisa será verdadera y sincera. 

 ESPERAMOS QUE ESTOS CONSEJOS LOS PONGAS A PRUEBA Y TU VIDA MEJORE, UN CORDAL SALUDO A TODOS.

Publicado en Salud