El fútbol es un deporte que mueve pasiones a lo largo y ancho del planeta. Originario de Inglaterra, es especialmente popular en Europa y América del sur, aunque desde hace unos años también está empezando a ganarse un hueco en los EE.UU.

Pero el balompié no es el único tipo de fútbol que existe en el mundo. Desde los menos famosos, como el fútbol gaélico o el calcio fiorentino, hasta los conocidos fútbol americano o fútbol australiano, todos ellos tienen en común que hay un balón, dos equipos con un número determinado de jugadores y dos zonas a las que hay que hacer llegar la pelota para puntuar.

Sin querer menospreciar a ningún deporte, es cierto que el balompié es, posiblemente, el deporte menos duro de todos los que llevan a la palabra fútbol en su nombre.

"Pues nada, aquí echándome una siesta"

“Pues nada, aquí echándome una siesta”

Con un contacto físico muy limitado entre los jugadores, el fútbol se dice que es un deporte de caballeros. Aunque después de ver el siguiente vídeo tal vez nos planteemos cambiar la palabra “caballeros” por “actores de primera”.

Un jugador de fútbol australiano recibe un placaje demoledor y no lo veremos quejarse (tal vez porque el hecho de quedar K.O. no lo permita). Sin embargo, no es raro ver a un futbolista tirarse al suelo poniendo caras como si le acabasen de amputar una oreja, cuando en la repetición se ve que, simplemente, ha sido un roce (eso sí, innecesario y chulesco).

"Jamás he sentido un dolor tan penetrante"

“Jamás he sentido un dolor tan penetrante como el roce de ese dedo”

Lamentablemente, actos como estos se dan más de lo que quisiéramos y mientras no exista una regla que sancione adecuadamente estos comportamientos, los “actores” seguirán pululando por los campos de juego. Aquí os dejamos un vídeo bastante gracioso donde vemos la diferencia entre un jugador del deporte australiano y otro del inglés.

Fuente: Ozzy Man Reviews, Artículo por La Voz del Muro

Publicado en Miscelánea