“Cualquier tiempo pasado fue mejor”

…y es por eso que la nostalgia vende. Nintendo no solo lo sabe, sino que sabe explotarlo como se debe. 

El pasado verano nos dieron la noticia: iban a reeditar la Nintendo NES, 30 años después. Sería de dimensiones reducidas, vendría con videojuegos preinstalados y si no la reservabas, iba a haber hostias por hacerse con una. Y así ha sido.

Esta semana comenzaron a enviarse las reservas. Los especuladores ya la están ofreciendo a precios de risa (hay pujas finalizadas en ebay por 250€, cuando la consola vale 59€). Un chollo con fecha de caducidad, ya que Nintendo ha prometido stock suficiente durante esta Navidad.

Esta mañana SEUR llamaba a la oficina, un día después de que dos de mis compañeros la recibieran. Y esto es lo que ha llegado.

Abriendo la consola

En cuanto ves el tamaño de la caja, el hype nostálgiconsumista  se acrecenta. No es mucho más grande que un libro.

El diseño recuerda a la original, pero no es una reproducción.

La parte trasera ilustra los videojuegos que trae preinstalados. 30 en total, lo que significa muchas horas de juego. De momento, todo apunta a que nunca se amplíe, a no ser que la scene consiga hackearla. Un gran error para Nintendo, la interfaz te invita a aumentar el catálogo de videojuegos con alguna store, pero parece como si la gran N hubiera tenido prisa por sacarla en Navidad, sin esperarse el éxito del cacharro.

¡Manual en papel! 😀

 La videoconsola ocupa menos de la mitad de la caja.

No se aprecia bien el tamaño, pero puedes compararla con el mando, que es 1:1 del original. 

La tapa no se abre, pero da el pego.

El mando es prácticamente igual que el original, incluso al tacto. El conector es distinto, ya que utiliza el mismo que el de la Wii. 

Detrás tiene la salida HDMI y el puerto USB

Empezamos a jugar

Comienzo con el Excite Bike. La sensación es prácticamente la misma que la de por entonces, y más adelante os contaré el porqué.

Al salir del juego (dándole al botón físico reset de la consola) una “pantalla con alas” me pide que guarde. En total, tenemos 4 bloques para guardar partidas en cualquier momento, aunque los juegos que en su día llevaban un pila, siguen guardando de la misma manera, además del uso que queramos darle a estos 4 bloques de save.


Modos de visualización

Todo un punto a favor para esta mini consola y uno de los motivos que hacen que merezca la pena pagar por ella: el modo “televisor antiguo” en sencillamente genial. Lo han recreado tan bien que es la guinda del pastel para la dosis de nostalgia. No solo las típicas scanlines tipo emulador de MAME, este efecto está mejor conseguido.

Los otros dos modos muestran los píxeles nítidos en distinto ratio de aspecto, pero me quedo con lo viejo.

Los glitches originales, siguen presentes. Parpadeos, ralentizaciones, etc. Todo igual que en los juegos originales.


Comparando con la original

La caja, como hemos dicho, es muy similar, pero no igual y el interior es de cartón, no de corcho blanco.

Sí, la de la derecha está un poco podrida…

El mando de arriba es el original, el de abajo es el de la NES Mini

Encuentra las diferencias 

¿Por qué una NES Mini y no una Raspberry?

La sensación y la experiencia de esta NES Mini, no la ofrece una Raspberry. El modo retro, el mando, los glitches, etc. son sin duda uno de sus mayores ventajas.

El menú va muy fluido y es bonito. Recuerda a esas interfaces nintenderas como las del Mario Paint de Snes.

Interfaz del menú de Nes Mini

 

Interfaz del Mario Paint de Snes

Si además eres coleccionista, esta edición es una compra obligada. 

¿Y algo malo?

Pues sí, los cables son algo cortos y si quieres jugar desde el sofá, tendrás que usar tu propio cable USB que te permita tenerla cerca de ti.

Está cerrada, en teoría, a actualizaciones. Has comprado 30 juegos y 30 juegos has comprado. A lo mejor la scene nos sorprende pudiendo instalar más o utilizándola para más cosas, ya que el bicho que mueve la consola, al parecer, es un microprocesador –dos mejor dicho– decentemente potente, que según http://arstechnica.com:

Dual-core Mali-400 GPU which could be powerful enough to pump out as many as 55 million triangles per second (in its 28nm, 500MHz variant). There’s also a quad-core ARM Cortex-A7 CPU, which has been clocked at 1.2GHz in smartphones, as well as 256MB of DDR3 RAM and 512MB of NAND flash storage.

Es decir, dos procesadores de 2 y 4 núcleos a 500 MHz, 256 MB de RAM y 512 MB de almacenamiento. Con esto se podría emular prácticamente todo lo clásico, de manera decente.

Calificación

En mi opinión, un 8 sobre 10. 

Nintendo, quiero una Snes Mini el año que viene.

Publicado en Tecnología y videojuegos
Fuentes consultadas:
http://arstechnica.com/gaming/2016/11/nes-mini-teardowns-have-begun-chips-identified/
nintendo.com