Recientemente nos hemos topado con un “engaño” que no ha tardado en encender las redes sociales y los debates en agregadores de noticias como Menéame.

Como si los problemas acaecidos en diversas Comunidades Autónomas en cuanto al uso de sus respectivos idiomas no fueran suficientes, lo que estáis a punto de ver no hace otra cosa que echar más leña al fuego. Pero primero pongámonos un poco en contexto.

El pasado fin de semana, la cadena generalista de Antena 3, operada por el gigante de la industria de los medios de comunicación Atresmedia Televisión, emitió una noticia durante los informativos del fin de semana sobre lo peligroso que puede ser que los carteles de tránsito de la ciudad de Valencia estén exclusivamente en valenciano.

En la noticia podemos ver la opinión de algunas personas, quienes supuestamente no estaban familiarizadas con la lengua valenciana, sobre la comprensión y entendimiento de los carteles. A continuación, os dejamos el vídeo que recoge la noticia en cuestión, pero recordad fijaros en la primera joven que encabeza la lista de los entrevistados. Después entenderéis por qué:

¿Os habéis quedado con su cara? Si no, ahora mismo os refresco la memoria:

noticia_A3_1

Según cuenta ella misma, después de mirar el cartel en valenciano, la joven dice: “la verdad es que no me queda muy claro si puedo pasar con el coche“. Por ello, deducimos que no sabe hablar valenciano.

Ahora, antes de continuar y destripar el quid de la cuestión, me gustaría que echaseis un vistazo a este otro vídeo, con el que descubriréis todo el pastel:

La joven se llama Laura Herreras y es periodista. Al parecer, y según indica en su perfil público de Infojobs, trabajó en Antena 3 como becaria entre los meses de julio y septiembre de 2015.

Ahondando un poco más en sus perfiles, en su página web personal, la propia Laura asegura que sus lenguas maternas son el castellano y el valenciano. Por tanto, la joven habla valenciano perfectamente y eso nos da mucho que pensar en cuanto a la ética profesional de la cadena generalista y de la periodista en cuestión.

¿Hasta dónde creéis que se nos engaña o se nos manipula en los informativos? El debate queda abierto.

Vía: Menéame

Publicado en Miscelánea