Cada vez es más caro el metro cuadrado de las grandes ciudades, y si trabajamos en una de ellas nos vemos obligados a compartir piso con otras personas para no invertir la totalidad de nuestro sueldo en la vivienda. Pero a veces la convivencia no es lo que uno desea, y la intimidad, el rincón de uno y su espacio personal, es un bien demasiado cotizado.

Las alternativas son mínimas: o conformarte, o irte a vivir lejos de la ciudad con los consiguientes problemas causados por el aumento de la distancia al lugar del trabajo, tales como atascos por el tráfico, aumento del gasto en transporte público, etc. Pero aunque pensemos que todo se reduce a blanco o negro, siempre hay alternativas intermedias, que llevadas a cabo con el suficiente ingenio, pueden ser una solución muy útil durante muchos años.

Nadie se imagina pasando su día a día en una habitación claustrofóbica sin zonas comunes, pero si este espacio se transforma como hizo el propietario del siguiente vídeo, podemos tener una casa de 5 habitaciones + terraza y baño, en un espacio muy pequeño. Si nos damos cuenta, nunca estamos en más de una habitación a la vez ya que es físicamente imposible -y si puedes hacerlo deberías grabarte en vídeo y pasarnos el enlace-. Por lo que una composición inteligente del espacio, nos puede dar la sensación de vivir una gran casa con varias estancias. ¿Cómo? De la manera en que se ha construido este apartamento en Barcelona:

Original: Kirsten Dirksen, por la arquitecto Barbara Apollonni

Publicado en Cultura y ocio