Hasta que no pruebas un buen plato de pasta fresca hecha en casa, no te das cuenta de cuán superior es su textura y sabor, con respecto a las marcas industriales.

Además de sencilla de preparar, la pasta fresca es una divertida actividad que se puede disfrutar con amigos y familia, especialmente con los más pequeños de la casa.

Aprende a realizar pasta fresca en casa de forma fácil con esta sencilla receta repleta de interesantes consejos.

Harina, sal y huevos, eso es todo lo que necesitas.

Pasta fresca 1

La pasta fresca es una receta simple, sólo necesitarás mezclar dos huevos por cada taza de harina que emplees, además de un pellizco de sal. Hoy vamos hacer pasta fresca en cantidad, por lo que utilizaremos 8 tazas de harina y 16 huevos medianos.

Bate los huevos y añádelos a la harina.

Pasta fresca 2

En un tazón grande coloca la harina y haz un agujero en medio. Después añade los huevos en el centro y la sal.

Con un tenedor comienza a mezclarlo todo.

Pasta fresca 3

La masa comenzará a verse extraña y grumosa, pero es normal.

Pasta fresca 4

Es el momento de verter el contenido del tazón sobre la mesa.

Pasta fresca 5

Continuaremos amasando la mezcla sobre la mesa hasta que se forme una pasta uniforme.

Pasta fresca 6

Tras 10 minutos de trabajo, obtendrás una bola de color amarillento y textura seca.

Pasta fresca 7

Envuelve con papel film y déjala reposar en la nevera durante una hora.

Pasta fresca 8

Tras el tiempo estipulado, procederemos a cortar la masa en porciones de unos 2’5 centímetros.

Pasta fresca 10

Espolvorea un poco de harina sobre al superficie de trabajo y con la ayuda de un rodillo comienza a estirar la masa.

Pasta fresca 11

Pasta fresca 12

Pasta fresca 13

Estíralo todo lo que puedas, sin miedo.

Pasta fresca 14

Pasta fresca 15

Te sorprenderás de cuánto puede estirarse una porción.

Pasta fresca 16

Pasta fresca 17

Si no quieres hacer spaghetti muy largos, puedes cortar por la mitad las porciones de masa ya estiradas.

Pasta fresca 18

Usando una maquina eléctrica o manual, procede a cortar la masa para fabricar espagueti, tallarines y otros.

Pasta fresca 19

Si no tienes máquina puedes hacerlo con cuchillo y paciencia, o hacer piezas de pasta más sencillas como las orechiette.

Pasta fresca 20

Mezcla un pellizco de harina para que los tallarines queden sueltos y déjalos reposar sobre un bandeja.

Pasta fresca 21

Lo mejor es formar pequeños montones, para que pueda respirar, ya que si se colocan unos encima de otros pueden pegarse.

Pasta fresca 22

Una vez procesada toda la masa, es hora de prepararla para comer o almacenar.

Pasta fresca 23

Si deseas guardarla, solo debes introducir la pasta en porciones individuales o familiares según tu conveniencia en bolsas para congelados.

Pasta fresca 24

Ya sea directa del congelador, o fresca, la pasta debe de hervir con abundante agua y sal durante unos minutos.

Pasta fresca 25

Escurrir.

Pasta fresca 26

Añadir tu salsa preferida.

Pasta fresca 27

Y disfrutar en familia.

Pasta fresca 28

Pasta fresca 29

Fuente: imgur.com

Publicado en Cocina