Cualquier rinconcito de casa puede convertirse en un precioso jardín vertical en el que cultivar nuestras plantas aromáticas o flores, solo hace falta encontrar la solución idónea para nuestra vivienda.

Ya sean colgantes o taladrados en la pared, existen una gran variedad de proyectos de bricolaje con la que construirte tu pequeño huerto o jardín urbano. Algunos incluso, se realizan íntegramente con materiales reciclados por lo que, además de decorar, cuidan del medio ambiente.

Si no tienes patio exterior y planeas colocar tu jardín vertical en el salón o la cocina, tal vez prefieras una solución más estética sin renunciar a la funcionalidad. Como este fantástico jardín vertical realizado con maceteros. Es muy sencillo, barato y rápido de montar. No te lo pierdas.

macetero 1

Materiales:

  • 1 macetero medio para la base
  • 5 maceteros pequeños
  • 1 barra guía
  • 1 plato para macetas
  • Una bolsa de sustrato
  • Plantas aromáticas

Instrucciones:

1. Comenzamos llenando de tierra el macetero grande.

macetero 2

2. No escatimes en tierra, pues al ser la base de la columna debe pesar. Personalmente he añadido unas piedras de río en el fondo para asegurarme que el conjunto sea firme.

macetero 3

3. Coloca la varilla guía en la parte central. Este paso es importante, pues si la pones mal el conjunto podría volcar.

macetero 4

4. Introduce el macetero por la varilla guía, utilizando el agujero central que los maceteros tienen para evacuar el exceso de agua.

macetero 5

5. Baja el macetero hasta la base

macetero 6

6. Y colócalo inclinado formado un ángulo de unos 45º.

macetero 7

7. Repite la operación con el resto, apoyando la base del nuevo macetero contra el canto superior del anterior.

macetero 8

8. Llena de abajo arriba los maceteros con las plantas y el sustrato. Aquí puedes ver en detalle como debe sostenerse el conjunto.

macetero 9

9. No te preocupes por el agua cuando riegues los maceteros, el exceso discurrirá por el palo guía hasta el macetero de la base. Y de ahí al plato protector.

macetero 10

10. ¡Y listo! A disfrutar. Es así de sencillo, sin agujeros, clavos, tornillos, adhesivos ni nada. Solo el peso de los maceteros y la ley de la gravedad.

macetero 11

Nota: Asegúrate de que el palo central está bien alineado en su eje y que no puede torcerse. Y recuerda que los maceteros deben distribuirse de forma equilibrada.

Puedes realizar la manualidad con maceteros de porcelana o, si no quieres arriesgar, con plástico siempre que te comprometas a deshacerte de ellos de forma responsable el día que no te hagan falta.

Por si os queda alguna duda, os dejamos un pequeño vídeo explicativo a continuación.

Fuente: litlethings.com

Publicado en Verde