Las sandías son unas de las mejores frutas que podemos consumir durante el verano ya que resulta muy ligera y refrescante.

Este fruto originario de Africa es rico en licopenos, una sustancia que nos ayuda a regular el colesterol. Gracias a sus altos niveles de Vitamina C también nos ayudará a tener un piel radiante y joven.

La sandia es un 6% fructosa y un 94% agua, por lo que resulta ideal para mantenerse hidratados en los días calurosos y apenas engorda por lo que puede ser un gran aliado cuando deseamos ponernos en forma.

La sandia es por tanto un snack dulce y bajo en calorías que evitará que comamos alimentos poco saludables durante nuestros días de playa y piscina.

Además existen algunos trucos para hacer más sencillo su consuno, como trocear previamente las porciones para tenerlas siempre listas.

Aprende a cortar la sandia para comer en compañía con este estupendo video.

Original: How to Eat a Watermelon

Publicado en Cocina