Aprende a hacer este potente antibiótico natural que te ayudará a combatir las infecciones

Enlace patrocinado
por Alberto Díaz Pinto
el 21/10/2016 en Salud

Primero decir que no hay ningún producto mágico para eliminar las infecciones de nuestro cuerpo, pero sí que podemos combatirlas con ayuda de los antibióticos.

Sin embargo, la creciente resistencia de las bacterias a los antibióticos, así como los efectos secundarios derivados de su mal uso, hacen cada vez más frecuente que estos no tengan el efecto deseado.

Del mismo modo que los antibióticos utilizados racionalmente son indispensables en la medicina, el abuso de los mismos puede producir generaciones de bacterias resistentes, provocando que algunas de las infecciones se agraven y que los pacientes necesiten otros tratamientos.

El problema es que las bacterias se comunican entre sí con gran rapidez y, aunque los científicos están tratando de determinar cómo, por medio de esta comunicación son capaces de transferir algunos rasgos de supervivencia. Incluso se han detectado bacterias “indestructibles” que parecen ser inmunes a los antibióticos conocidos.

Para potenciar el efecto de un tratamiento, hay veces que los productos naturales pueden convertirse en uno de nuestros mejores aliados. Hay muchos compuestos derivados de las plantas que tienen propiedades antibióticas y son un complemento ideal.

Por eso, hoy vamos a mostraros un preparado a partir de productos naturales que poseen unas propiedades altamente beneficiosas para la salud, como son el ajo, el vinagre de sidra de manzana, el jengibre o la cúrcuma. Eso sí, algunos de estos componentes están contraindicados en caso de embarazo, por lo que en este caso no deberíais tomarlo. En cualquier caso, siempre conviene consultar previamente a vuestro médico.

El vinagre de manzana sentará las bases

antibiotico_5

El vinagre de manzana es capaz de alcalinizar nuestro cuerpo, acercándolo a un pH neutro. La alcalinidad es muy importante para que el cuerpo se concentre en combatir otras causas, en lugar de neutralizar el exceso de ácido en nuestra dieta.

El ajo, uno de los remedios naturales más efectivos

Posee propiedades antibacterianas, analgésicas, antifúngicas, antiespasmódicas -ayuda a disminuir los espasmos musculares de los intestinos-, antiséptica -impide el desarrollo de microorganismos patógenos-, antiviral, etc. Además, por si esto fuera poco, es un poderoso estimulante del sistema inmunológico, por lo que es capaz de reducir, según los estudios, los síntomas de los resfriados comunes en un 63%, y un 70%.

La cúrcuma y el jengibre son antiinflamatorios naturales, mientras que el rábano picante abrirá nuestras fosas nasales

antibiotico_6

Según varios estudios, algunos componentes aisaldos de la cúrcuma pueden ser igual de efectivos que hasta 14 tipos de medicamentos, pues poseen propiedades antidepresivas, antiinflamatorias o anticancerígenas.

El rábano picante, el jengibre y los pimientos, ayudarán a abrir los bronquios y las fosas nasales, aplacando muchos síntomas de enfermedades comunes.

Ingredientes

Una vez hemos hablado un poco de los ingredientes, veamos qué cantidades vais a necesitar:

  • 700 ml. de vinagre de sidra de manzana
  • 1/4 de taza de ajo finamente picado
  • 1/4 de taza de cebolla finamente picada
  • 2 pimientos frescos, los más picantes que podáis encontrar (cuidado con la limpieza; usad guantes)
  • 1/4 taza de jengibre rallado
  • 2 cucharadas de rábano picante rallado
  • 2 cucharadas de polvo de cúrcuma o 2 piezas de raíz de cúrcuma

Elaboración

1. Mezclamos todos los ingredientes, exceptuando el vinagre, en un frasco de conservas. Los ingredientes deberán ocupar cerca de las dos terceras partes del frasco. Después mezclamos bien.

2. Llenamos el resto del frasco con el vinagre.

3. Cerramos bien y agitamos.

4. Guardamos el frasco en un lugar seco y fresco. En el transcurso de 14 días agitamos de nuevo un par de veces al día.

5. Después de estos 14 días, podemos colar la mezcla con un colador. Lo que usaremos es el tónico.

Lo más recomendable es beber una o dos cucharadas del tónico e ir aumentando la dosis poco a poco -un vaso como mucho-, hasta que los síntomas desaparezcan. Esto es porque si se consume demasiado rápido, el picante de los pimientos podrían irritar el intestino y causar vómitos. Por ello es mejor empezar poco a poco para construir una resistencia sólida.

Vía: shareably, traducción y adaptación por La Voz del Muro.
Fuente: La Voz del Muro

Si te gustó, compártelo:

¿Quieres escribir en La voz del muro? Déjanos tu email

Síguenos en Facebook

Artículos relacionados y más