Despues de un cumpleaños o de alguna celebración, toca limpiar, y si hemos comprado utensilios de plástico, el destino final de estos será la basura, o en el mejor de los casos, el contenedor de reciclaje. Pero ¿por qué tirar los platos y cubiertos cuando podemos aprovecharlos de alguna manera?. En este caso, reutilizaremos las cucharas para transformarlas en flores.

¿Y cómo pasa una cuchara de plástico a flor? Con ayuda del calor de una vela y con creatividad. Cada cuchara se transformará en un pétalo de una flor que podremos utilizar para decorar un centro de cocina, como broche, o como mejor se nos ocurra.

Antes de tirar objetos a la basura o al contenedor de reciclaje, piensa en qué cosas pueden tener una segunda vida. ¿Te acuerdas lo que hicimos con las botellas de vidrio? Es otro buen ejemplo.

Original: FaveCrafts

Publicado en Hogar