Ni de chocolate, fresas o galletas, mi tarta preferida es y ha sido siempre: la tarta de queso. Pero no esas empalagosas versiones con cremas blancuzcas y dos dedos de mermelada para compensar su falta de sabor, no. Mi preferida es la tarta de queso clásica, esponjosa y de color amarillo miel.

Una receta deliciosa, económica y rápida, que sin complicadas técnicas ni ampulosas presentaciones, ofrece un bocado rico y contundente para acompañar nuestro café matutino o merienda.

¡Ya estoy salivando! Y es que no puedo resistirme a su rico sabor, aroma y textura.

Tarta de queso

empanada de verduras con atun 052

Ingredientes para un molde de 26 cm.

tarta queso 1

  • 300gr de queso de untar tipo Filadelfia
  • 4 yogures griegos azucarados
  • 5 huevos medianos
  • una cucharilla de café de levadura tipo Royal
  • 200ml de nata 35% materia grasa
  • 2 “vasos de yogurt” de azúcar
  • 2 “vasos de yogurt” de harina de repostería

Instrucciones:

Comenzamos precalentando el horno a 170ºC con ventilador. Si nuestro horno es antiguo, mejor 190ºC.

En un bol de tamaño medio mezclaremos el queso, la nata, los yogures y el azúcar. (Recuerda que usaremos el vasito vacío del yogurt como medidor).

tarta queso 2

En otro recipiente, separaremos las claras de los huevos, añadiendo las yemas a la mezcla de queso y yogurt.

tarta queso 3

A continuación, y con una barilla eléctrica, montaremos las claras de huevo a punto de nieve, para después incorporarla suavemente a nuestra mezcla.

tarta queso 4

Continuamos tamizando la harina y la levadura, (es decir, pasándola por un colador) para agregarla poco a poco mientras removemos el resto de ingredientes.

tarta queso 5

Engrasamos el molde con mantequilla y cubrimos con papel vegetal. Añadimos la mezcla e introducimos en el horno entre 45 y 50 minutos según la potencia.

tarta queso 6

Sabrás que la masa está lista cuando al pincharla con un tenedor, este salga limpio. Cuida de que no se queme por arriba o además de afearse, se estropeará su sabor.

tarta queso 7

Y listo a disfrutar de una deliciosa tarta de queso clásica.

tarta queso 8

Confesaros que yo sustituyo el azúcar por un bote pequeño de leche condensada, y a veces ni siquiera incluyo la harina ni la levadura, obteniendo una tarta algo menos calórica y con mayor sabor.

Del mismo modo, si quieres que la tarta brille, una chispa de mermelada de melocotón es la guinda final. Cuestión de gustos, pero ambas recetas son deliciosas.

Fuente: unapinceladaenlacocina.com

Publicado en Cocina