A veces, cuando hemos perdido a un ser querido y le echamos tanto de menos, incluso las letras de las canciones adquieren connotaciones nuevas que nos recuerdan constantemente a ellos.

En 2015, Josh Daniel aprovechó su audición sobre el escenario de X Factor -en la versión inglesa del talent show– no solo para demostrar su talento como cantante, sino para brindarle un homenaje a su mejor amigo, fallecido dos años atrás. Daniel asegura que lo hacían todo juntos desde que eran niños y que lo sigue echando mucho de menos, por lo que la canción escogida iba dedicada expresamente en su memoria.

Después de contar la historia y los motivos que le habían llevado a escoger el tema Jealous, del artista británico Labrinth, comenzó a cantar. Además de una portentosa voz, Daniel volcó todos estos sentimientos en la canción, desnudándose frente a millones de personas. Pocas veces nos habíamos emocionado tanto con una actuación de este tipo y, si no, que se lo digan al propio Simon Cowell, caracterizado por ser uno de los jueces más duros del programa.

Original: The X Factor UK

Publicado en Cultura y ocio