truco_parquet_1

Todos los que tenemos parquet en casa, sabemos lo que ello suponte. Efectivamente, es uno de los suelos estéticamente más bonitos, pero la belleza a veces tiene un precio demasiado caro. Andar con tacones, mover un mueble o la caída de un vaso de agua podrían dañarlo fácilmente. Aquí es cuando las ceras reparadoras, las masillas y los rotuladores del color de la madera se convierten en uno de nuestros mejores aliados para tratar los pequeños desperfectos. Todo ello sin contar con los productos de limpieza especiales, abrillantado, etc., que nos ayudan a tenerlo siempre reluciente.

El problema es que muchas de estas herramientas y trucos no ofrecen siempre los resultados deseados, por lo que nos vemos obligados a sustituir las piezas dañadas por otras nuevas. Lo malo es que el paso del tiempo hace que la madera vaya adquiriendo un color característico, casi imposible de encontrar en cualquier tienda, por lo que es bastante raro que los colores sean del mismo tono.

Bien, hoy te vamos a enseñar un truco fantástico para reparar estas posibles abolladuras en el parquet, sin tener que gastarte dinero en carísimos productos para tratar la madera. Sin embargo, puede que cuando te diga que lo único que vas a necesitar es una plancha de la ropa y un paño húmedo te cueste creerme, pero te aseguro que funciona. Y no solo te será útil para el suelo de tu casa, sino que también podrás aplicarlo en otras superficies de madera, aunque dependerá del tipo de acabado.

La persona que compartió este truco a través de apartmenttherapy hizo primero una prueba sobre una mesa de abedul de Ikea dañada, con intención de probar el efecto en distintas superficies y acabados. Aunque los efectos son mejores en abolladuras recién hechas, probó en una que llevaba largo tiempo en la mesa:

1. Primero humedeció ligeramente la abolladura

truco_parquet_2

2. Después puso un trozo de papel de cocina húmedo sobre ella y puso la plancha caliente encima haciendo movimientos circulares. Nunca dejéis la plancha fija para no quemar la superficie el papel. Aseguráos de que haya una gran cantidad de vapor

truco_parquet_3

Después 3-5 minutos, estos fueron los resultados. ¡Brillante!

truco_parquet_4

Viendo los resultados satisfactorios sobre la mesa, después se aventuró a jugársela con el parquet de casa, siguiendo los mismos pasos que en el proceso anterior:

truco_parquet_5

truco_parquet_6

truco_parquet_7

Tras ver los resultados, se dio cuenta que las suciedad que se había incrustado en las grietas, había aflorado a la superficie. Por ello decidió ligar la zona cuidadosamente, sabiendo que fastidiaría el acabado de la madera ligeramente.

truco_parquet_8

Los resultados fueron mejor de lo que cabía esperar, ya que después de aplicar un poco de aceite de Tung, la antigua marca había desparecido casi por completo. Si sabéis el tipo de acabado que tiene vuestro parquet, tendría que quedar todavía mucho mejor que en ejemplo.

truco_parquet_9

Si os animáis a probar este truco, no olvidéis compartir vuestra experiencia con nosotros.

Vía: apartmenttherapy

Publicado en Hogar