ahmed_mohamed_1

.- Recientemente conocíamos la noticia del arresto de Ahmed Mohamed, un niño de 14 años residente en Irving, Texas, que construyó un reloj y que la policía confundió con una bomba. El joven, orgulloso por lo que había logrado construir en casa, llevó su reloj a clase y se lo enseñó a varios de sus profesores, quienes no quedaron muy impresionados, sino más bien todo lo contrario.

Al final de la jornada escolar, el director de la escuela y un policía lo sacaron esposado del aula y lo condujeron a una habitación donde le estaban esperando 4 oficiales. Según cuenta el propio Ahmed, los agentes revisaron sus pertenencias durante un par de horas y el propio director le amenazó con expulsarlo de la escuela si no hacía una declaración por escrito.

“Me preguntaron que si había estado tratando de construir una bomba. Y aunque yo les dije que se trataba de un reloj, seguían reafirmándose en que se parecía a las bombas que salen en las películas

Ahmed salió esposado de la escuela y conducido posteriormente a un centro de detención juvenil donde se reunió con sus padres, quienes consiguieron ponerle en libertad sin cargos. Su temor es que el incidente con su hijo haya sido propiciado por los prejuicios contra los musulmanes tras los ataques del 11 de septiembre.

Su detención ha generado una ola solidaria en todas las redes sociales, a la que se sumó el propio presidente Obama:

ahmed_mohamed_2

“Qué reloj tan genial, Ahmed. ¿Quieres traerlo a la Casa Blanca? Deberíamos inspirar a más niños como tú para que les guste la ciencia. Es lo que hace grande a Estados Unidos”, comentaba a través de Twitter.

Mark Zuckerberg, fundador y presidente de Facebook, también quiso dar su punto de vista sobre el tema: “Tener la habilidad y la ambición de construir algo fantástico debería conducir al aplauso, no al arresto. El futuro está en manos de gente como Ahmed”.

Estamos convencidos de que este incidente ha sido provocado por los prejuicios contra la comunidad islámica, del mismo modo que el de la periodista que puso la zancadilla al refugiado sirio mientras huía del la policía húngara, quien hoy afortunadamente goza de una nueva vida en Madrid.

A continuación os dejamos con un vídeo que recoge el testimonio de Ahmed, en el que cuenta la pesadilla que le tocó vivir:

Fuentes: The Dallas Morning News (vídeo original), dallasnews

Publicado en Miscelánea