El mercado editorial no es un mundo en el que el contenido sea demasiado original para compartir en redes sociales, por lo que las publicaciones de las librerías suelen ser bastante monótonas y es difícil que atraigan a un público nuevo.

Por eso, los empleados de la librería francesa Mollat (www.mollat.com) tuvieron una idea genial con la que han inundado de creatividad sus redes sociales, y han conseguido llamar la atención de miles de nuevos seguidores. 

¿Cuál fue esta idea? Fusionar de una forma real a los lectores con los libros, para conseguir fotos tan simpáticas como estas:

Desde luego, hay que reconocer que tanto la idea como la ejecución son absolutamente brillantes. 👌

Publicado en Cultura y ocio
Fuentes consultadas:
https://www.instagram.com/librairie_mollat/