El ser humano lleva siglos realizando todo tipo de joyería y adornos, preciosos anillos, gargantillas de metales preciosos y pulseras de cuentas.

Uno de lo materiales más utilizados a lo largo de la historia de la orfebrería han sido las perlas. Su brillante color blanco, bonita forma esférica y su procedencia y escasez las convirtieron en un objeto de extraordinario valor.

Hoy las perlas ser han convertido en un clásico que transmite sobriedad y elegancia, propio de ambientes formales. Sin embargo el diseñador y maestro joyero japonés Shinji Nakaba ha querido modernizarlas creando con ellas unas originales calaveras de nácar.

calavera de perla 1

calavera de perla 2

calavera de perla 3

calavera de perla 4

Con esmero y meticulosidad, Shinji talla las anticuadas perlas en modernos cráneos que atrae las miradas de los japoneses más jóvenes y alternativos.

calavera de perla 5

calavera de perla 6

calavera de perla 7

calavera de perla 8

Nakaba elige perlas desechadas para darles una segunda oportunidad y las combina con todo tipo de objetos nobles y mundanos para crear sus llamativas joyas.

“Yo sólo quiero dar una nueva vida a algo que no tiene valor”, dice Nakaba. “No sólo usando metales y piedras preciosas, sino también cosas cotidianas, como latas de aluminio, botellas de plástico, o incluso basura”, explica en Etsy.

calavera de perla 9

calavera de perla 10

calavera de perla 11

Si estas pequeñas calaveras de nácar te han robado el corazón, no dudes visitar su tienda online y hacerte con una.

Fuente: Wikipedia/Perla y boredpanda.com

Publicado en Cultura y ocio