La artista israelí Sigalit Landau siente verdadera fascinación por el mar muerto. Desde su casa de la infancia, situada en una colina de Jerusalén, Sigalit podía contemplar el mar y sentir la sal en la boca los días de viento. Esa sal sería el eje central de toda su obra artística.

Desde hace años, Sigalit sumerge todo tipo de objetos dentro del Mar Muerto para que sean cristalizados en sal. Recientemente ha presentado su último proyecto, Novia de Sal, una serie de 8 fotografías de gran formato que muestran la transformación de un vestido negro, que fue puesto a remojo en 2014. Desde entonces, la artista se ha sumergido para documentar el proceso de cristalización cada tres meses. Las fotografías, han sido reveladas por emulsión química, es decir, sumergidas en diversos líquidos para crear una especie de analogía con la propia prenda.

La Novia de Sal se basa en la obra literaria El Dibuk, un drama romántico sobre una mujer poseída por el espíritu de un amante difunto, pero obligada a casarse con una familia rica. Tal y como el espíritu posee a la novia, la sal del Mar Muerto embruja el vestido negro hasta cubrirlo por completo.

Según Sigalit, “sumergirse en el Mar Muerto es como visitar otro planeta”. El tiempo en sus aguas transcurre de forma distinta y, debido a la gran cantidad de sal, los objetos más pesados flotan. Además, su color verde crea todo tipo de paisajes surrealistas y espirituales.

El Mar Muerto transforma todo lo que entra en sus aguas. No como hacen el resto de mares cubriendo los objetos de coral, algas y vida. No, el Mar Muerto lo recubre de sal. De blanca, inerte, brillante y fascinante sal.

La serie fotográfica La Novia de Sal puede visitarse en el Marlborough Museum de Londres, hasta el próximo 6 de Septiembre.

El vestido de La Novia de Sal y otros objetos de sal creados por la artista, pueden admirarse en su página web o en diversas exposiciones itinerantes que la artista crea a lo largo del año. Si tienes oportunidad de visitar alguna, no lo dudes, pues vistos de cerca resulta aún más fascinantes.

Fuente: mymodernmet.com, Marlboroughmuseum y sigalitlandau.com Vía: boredpanda.com

Publicado en Cultura y ocio