El azúcar es cada vez más considerada por muchos como una droga legal del siglo XXI. Sus perjuicios se están haciendo visibles en la población, especialmente en aquellas donde el consumo de productos que la contiene está más introducido a nivel cultural en forma de refrescos, batidos, postres, etc.

Cuando comes algo que contiene azúcar, tanto tu paladar, el intestino y el cerebro se ponen en marcha. Entonces se produce una activación del sistema de recompensa que no es diferente a cómo nuestro cuerpos procesa sustancias adictivas como el alcohol o la nicotina. Nicole Avena explica en este ilustrativo vídeo por qué los dulces y golosinas deben ser disfrutados con moderación.

Si alguna vez has sentido la necesidad de comer dulce, a pesar de estar saciado, este es el motivo.

Original: TED

Publicado en Ciencia