El mundo animal está lleno de enormes rarezas que no dejan de sorprendernos. Mientras que algunos de ellos son capaces de mimetizar los gestos y los comportamientos de los seres humanos, otros poseen la capacidad innata de imitar perfectamente los sonidos que emitimos. Lo cierto es que muchos loros copian los sonidos de forma aparentemente arbitraria, por lo que nunca sabemos lo que pueden llegar a soltar por su pico.

En el siguiente vídeo seréis testigo de cómo, haciendo gala de sus grandes dotes de interpretación, este pequeño loro es capaz de imitar perfectamente el llanto y las pataletas de un bebé recién nacido, regalándonos una escena francamente divertida, aunque quizá un poco tortuosa para sus dueños. Te aseguro que si cierras los ojos mientras lo escuchas, no notarás ninguna diferencia…

Fuente: Pets And Animals

Publicado en Animales