Tras cada desafortunado accidente de avión, las autoridades se apresuran para encontrar la llamada ‘caja negra’ pero, ¿qué contiene este aparato en su interior y cómo se protege?

caja 6

La función de la caja negra es almacenar todos los datos referentes al vuelo y los sistemas electrónicos, incluyendo las grabaciones de sonido de cabinas, pilotos y bodegas. Hoy son de uso obligatorio y gracias a ellas se logran explicar las causas de 9 de cada 10 accidentes.

Proteger esa valiosa información es de vital importancia y, por ello, la comunidad científica y tecnológica ha realizado grandiosos esfuerzos para construir un objeto ultra resistente.

El origen

Como ocurre con tantos otros inventos sofisticados, la caja negra no tiene un único inventor.

El primer prototipo de caja negra data del año de 1939, diseñada por el ingeniero francés Francois Hussenot. Se trataba de una rudimentaria caja oscura calibrada con espejos que registraba el trayecto sobre un film fotográfico.

La caja moderna surgió en 1953. Tras una serie de fatales accidentes, EE.UU. pidió la colaboración de David Warren, un experto ingeniero de aviación, para determinar las causas. La prensa del momento se cebó con todo tipo de teorías conspiranoicas, fantasías y hasta monstruos que parecían poner en peligro el futuro de los vuelos comerciales. Durante una entrevista y acosado por la prensa, Warren pensó para sus adentros: “si pudiéramos recuperar esos últimos segundosse ahorrarían muchas discusiones e incertidumbre”.

Así se creyó la primera Unidad de Memoria de Vuelo o caja negra, como se la conoce, por relación con la caja oscura. Sin embargo, este dispositivo no es de color negro, sino rojo o naranja chillón para facilitar su búsqueda entre los restos.

A pesar de ser famosas por los accidentes aéreos, los barcos y otros medios de transportes también están obligados a llevar la suya, pues su utilidad está fuera de toda duda. De hecho, los transportes que las tienen no llevan una, sino dos.

caja negra 2

Para asegurarse de que la información contenida sobrevive, la caja negra debe soportar:

  • Prueba de impacto: una pistola de gas lanza el registrador contra un blanco de aluminio, produciendo una fuerza máxima de 3.500 kilos.
  • Prueba de resistencia a la penetración: se deja caer sobre el aparato, desde tres metros de altura, una masa de 225 kilos provista de una punta de acero templado.
  • Prueba de aplastamiento estático: un actuador aplica una compresión de 2.300 kilopondios.
  • Prueba de inmersión a gran profundidad: el registrador debe resistir 24 horas en una cámara llena de agua marina a presión.
  • Prueba de ignifugación: se le somete a llamas de 1.100 °C.

No es indestructible, pero sí tan resistente como para salir indemne del peor accidente.

Así es el interior de una caja negra

Para lograr ser tan resistente, las memorias flash y microcircuitos son encerrados bajo varias capas protectoras.

caja negra 1

La parte externa es un bloque de acero grueso de entre 3 y 5 centímetros de grosor.

caja negra 3

Bajo él, una capa de aislante térmico, de consistencia parecida al cemento, la aisla del frío y el calor. 
caja negra 4

El centro, un polímero capaz de absorber las vibraciones e impactos protege las memorias flash y microcircuitos.

caja 5

Así es el interior de una caja negra actualmente, aunque se aventuran nuevos cambios, pues las actuales no incluyen sistemas de videovigilancia.

Si deseas conocer más cosas acerca de este sistema y ver la disección completa, puedes hacerlo en el siguiente vídeo en inglés.

Fuente: WikipediaWhat’s Inside?

Publicado en Miscelánea