Cuando este buceador se encontraba trabajando en el control de las especies de los asentamientos de coral en el Caribe, un tiburón apareció de la nada. Por suerte, no era un tiburón más grande.

Publicado en Miscelánea

Si te gustó compártelo: