Como veremos a continuación, los mapas del mundo pueden ser increíblemente diferentes dependiendo del país en el que nos encontremos. Por ejemplo, Rusia, Europa, Estados Unidos, China, Australia, Chile y Sudáfrica tienen todos mapamundis diferentes.

Pese a que la realidad es la misma para todos, cada país representa el mapa del mundo en función de factores históricos, geopolíticos y culturales. También se tiene en cuenta cómo esté centrado el país, en relación a la orientación de los puntos cardinales (Este-Oeste, Norte-Sur) y el método de proyección utilizado.

Así pues, cada país o continente tienen su propia forma de ver el mundo a través de los mapas:

Mapa del mundo para Rusia

El eje vertical central del mapa pasa a través de Moscú. Así pues, tanto Estados Unidos como Australia se encuentran en la ‘periferia’ del mundo y el océano Pacífico no es percibido como un espacio integral.

Mapa del mundo para Europa

El eje vertical central del mapa pasa por Londres. Al igual que ocurría con el mapamundi ruso, tanto Estados Unidos como Australia se sitúan en la periferia del mapa y el Océano Pacífico no se percibe como un espacio integral. El eje Este-Oeste está centrado sobre el meridiano de Greenwich y, además, las dimensiones de las áreas más alejadas del Ecuador están aumentadas de forma exagerada.

Mapa del mundo para Estados Unidos

El eje vertical del mundo pasa a través de EE. UU. Como en el caso del mapamundi europeo, el Ecuador se desplaza a la parte inferior del mapa, lo que da la impresión de que América del Sur, África y Australia tienen un tamaño menor. Así pues, para un estadounidense es complicada la percepción completa de Rusia, India y China, ya que estos países aparecen partidos.

Mapa del mundo para China

El eje vertical central del mapa discurre a través de la costa occidental del Océano Pacífico. En cuanto al eje Norte-Sur, el Ecuador está situado de forma precisa en el centro, y la proyección acentúa la curvatura de las regiones situadas en los extremos.

Mapa del mundo para Australia

Existe el estereotipo generalizado que determina los países que están ‘por encima’ y los que están ‘por debajo’, pero desde el punto de vista astronómico, el Polo Sur bien podría ser el Norte y viceversa. De este modo y bajo el título “The world upside down” -el mundo al revés-, Australia gira en su mapa el eje vertical 180 grados.

Mapa del mundo para Sudáfrica

Al igual que el mapa australiano, Sudáfrica se sitúa en la parte superior del mundo ocupando una posición dominante frente al resto, bañados por los Océanos Índico y Atlántico. El Océano Pacífico y Rusia quedan en la periferia.

Vía: fishki, traducción y adaptación por La Voz del Muro.

Publicado en Ciencia