El mundo de la música al igual que la vida, está llena de conmovedoras e inspiradoras historias, cuyas anécdotas son capaces de impresionar a miles de personas; pero, inevitablemente siempre existirá el lado opuesto de las glorias alcanzadas, lleno de lamentables tragedias que han eclipsado el fulgor de muchas estrellas. Randall William Rhoads, más conocido como Randy Rhoads fue uno de los guitarristas más influyentes que han existido en la industria musical

Con un talento extraordinario, Rhoads adaptaba sus influencias de la música clásica con un estilo muy personal de Heavy Metal, fue reconocido por su trabajo con la banda Quiet Riot y especialmente por su periodo junto a Ozzy Osbourne a principios de los ochentas donde alcanzó su máximo esplendor. A pesar de su breve brillo, debido a un terrible accidente aéreo el 19 de Marzo de 1982, cuando tenía solo 25 años, su legado ha sobrevivido. Hoy 35 años después del fatídico hecho, sigue sorprendiendo y maravillando a grandes guitarristas, décadas después de su desaparición.

Su Vida

Rhoads creció en una familia de músicos; a la corta edad de 7 años, inicio sus estudios de guitarra clásica, en la academia musical de su madre; pero no tardó mucho en interesarse por la eléctrica, donde su profesor Scott Shelly pronto le informaría a Delores, la madre de Rhoads, que ya no podría seguir dándole clases a su hijo, porque ya no tenía nada que enseñarle, los conocimientos de Randy habían superado a los de su profesor; mostrando de esta manera, la enorme virtud que poseía desde joven y que lo acompañaría el resto de su carrera, en la cual llegaría a convertirse en uno de los más grandes guitarristas de la historia.

Desde niño su pasión por la música y la guitarra lo empujaron a ser un estudiante devoto, no se cansaba nunca de su instrumento, algo que le estaba convirtiendo en un músico absolutamente espectacular, además recibía de su madre, lecciones de piano para seguir construyendo su increíble talento. Randy nunca tuvo un guitarrista favorito ni estaba interesado en imitar o aprender el estilo de nadie, él quería conocer los fundamentos de la música y adaptarlos a su estilo. Para 1975 ya trabajaba como profesor de guitarra y tocaba habitualmente con Quiet Riot banda que se había hecho muy popular en Los Ángeles y que como tantas otras, buscaba desesperadamente un contrato.

Rhoads tenía una gran reputación no solo como guitarrista, también como profesor. Para él, enseñar era la mejor forma de seguir aprendiendo, era una persona perfeccionista, pero bastante humilde y dominaba diferentes géneros musicales. Hacía solos en el bajo, tocaba Jazz, guitarra clásica, disco, lo que fuera, e incluso a veces, le pedía a algún alumno que le enseñara algo que había tocado. 

En aquella época Randy era la gran novedad de la movida musical junto a Eddie Van Halen, pero no contaba con el apoyo de ningún sello importante, hay que remarcar que en la primera mitad de los setenta, la guitarra solista no había estallado aún, las primeras bandas de rock basaban sus canciones en la guitarra rítmica más que en la solista, por ello es considerado uno de los guitarristas más virtuosos de la historia. Siendo uno de los mayores aportadores en la creación del subgénero conocido como Metal Neoclásico. Y es considerado además como uno de los grandes exponentes de la técnica shredding (ejecución de instrumentos con un alto nivel de complejidad, técnica y velocidad) así como innovador y perfeccionador de muchas técnicas de guitarra y sonidos.

Auge Y Tragedia

Tras ser echado de Black Sabbath en 1979, Ozzy Osbourne se encontraba destruido, sumergido en una profunda depresión acompañada de drogas y alcohol, en búsqueda de nuevos caminos, se encontraba a punto de comenzar una carrera como solista y estaba en búsqueda de un guitarrista. Debido a esto, un amigo de Randy le sugirió audicionar, sin embargo este se mostró reacio, nunca le había gustado Black Sabbath y la imagen un tanto oscura del grupo, por lo que probar para Ozzy Osbourne no era algo que le motivara demasiado. Pero sería su madre Delores la que le convenció para que asistiera a la audición.

A las dos de la mañana, Ozzy cansado de probar guitarristas y a punto de irse a Inglaterra sin haber encontrado a nadie, vio a Randy entrar en la sala con un pequeño amplificador; el joven guitarrista sin saber que tocar empezó a realizar unos calentamientos, y con solo oírlo unos breves momentos, Ozzy impresionado, lo aceptó inmediatamente.

Ozzy Osbourne junto a Randy Rhoads

De no haber sido por Randy Rhoads… sé que no estaría aquí ahora

A partir de ese momento la vida de Randy cambiaria para siempre, pasó dos meses en Inglaterra componiendo con Ozzy y Daisley, encargándose él de la música. Gracias a Rhoads, Ozzy recuperó su vitalidad e importancia en la industria, siendo el gran salvador de su carrera. El primer disco Blizzard of Ozz ha sido hasta el momento el disco más vendido de todo el repertorio de Ozzy Osbourne, alcanzando cerca de 4 millones de copias vendidas sólo en los Estados Unidos. Se trata de uno de los álbumes más recordados del músico británico, tanto por sus temas como por el estilo del guitarrista Randy Rhoads.

Los solos de los temas Crazy Train y Mr. Crowley se ubican en la posición 9 y 28 en la lista de los “100 mejores solos de guitarra de la historia” elaborada por la revista Guitar World. En otoño de 1981, Randy fue elegido el nuevo Talento Más Sorprendente del Año por la conocida revista Guitar Player. En un reportaje de MTV sobre el galardón Randy declaro:

“Cuando me lo dijeron no podía creérmelo. Me siento muy orgulloso y muy honrado, aún me cuesta creerlo de hecho.”

Randy tocando su modelo personal la Jackson RR

El virtuoso guitarrista produjo dos estupendos álbumes junto a Ozzy como lo son Blizzard of Ozz y Diary of a Madman. Sus solos aún despiertan admiración en cualquier simpatizante del heavy metal. A pesar de que ahora tocaba frente a miles de personas, Randy nunca se consideró una estrella de rock, era una persona tranquila y alejada de los vicios del mundo de la música, además siempre buscaba tiempo para seguir aprendiendo y perfeccionando su técnica. Igualmente diseñaba sus propias guitarras, con especificaciones y características que se adaptaran al sonido que este deseaba. Hoy en día estos modelos que mandó a fabricar se encuentran en el mercado y han sido usados por numerosos guitarristas como Alexi Laiho o Kirk Hammet de Metallica.

En solamente 2 años la carrera de Randy se había llenado de éxito y fortuna, estando cerca de consagrarse en el trono del mundo del rock. Para enero de 1982 la banda se encontraba inmersa en la gira americana, y Randy, con sus primeros royalties, se había comprado una guitarra clásica que le habían hecho en España y que le había costado cerca de 50.000 dólares en aquella época. En este momento, Randy ya estaba considerando seriamente dar clases de nuevo y profundizar sus estudios de guitarra clásica, tanto que empezaba a sopesar dejar el rock and roll para centrarse en aprender.

Con la gira bastante avanzada, Randy le dijo a Ozzy que quería dejar la banda, para seguir avanzando con su pasión por la guitarra clásica y acordaron que solo lo acompañaría por un álbum más, un álbum que lamentablemente nunca llego a realizarse.

Randy me dio un propósito; me dio esperanza…nos teníamos mucho cariño…juro por dios que la tragedia de mi vida fue el día que el murió

El jueves 18 de marzo de 1982, Randy Rhoads tocaría su último concierto. Al día siguiente, después viajar la mayor parte de la noche hacia un festival en Orlando, Florida, se detuvieron en un área de descanso dotada con avionetas y pista de aterrizaje. Una vez allí, Andrew Aycock, conductor del autobús de la banda, convenció a Rachel Youngblood, maquilladora de la banda y a Randy de dar un paseo en una aeronave, ya que Andrew contaba con licencia para volar. Al conductor le pareció divertido volar en picada y asustar a los integrantes que se encontraban dentro del vehículo descansando; estos sobrevolaron una y otra vez el autobús de la banda, pero la cuarta vuelta se convertiría en la última cuando una de las alas golpeó el autobús.

El toque con el ala causó una desviación de la aeronave hacia una casa que había en el área de descanso, la cual ardió en llamas e hizo perder inmediatamente la vida a los tres ocupantes de la aeronave, entre ellos Randy Rhoads. No otras víctimas en la casa, pero la autopsia y la investigación posterior revelaron que Aycock tenía un permiso de vuelo vencido y que había consumido cocaína recientemente. No se encontraron evidencias de que Randy Rhoads hubiese consumido esas u otras sustancias ilícitas, solo había restos de nicotina en su cuerpo.

No pasa un solo día sin que yo piense en él, aún hablo con Randy en mi cabeza, juntos hicimos la historia eterna y la vida inmortal

Su muerte devasto a Ozzy, quien admitiría años después, que aun tomaba antidepresivos por el hecho. Después del fallecimiento no quería aprovecharse de su memoria e hizo retirar todo lo relacionado con el guitarrista del puesto de venta del grupo. Por este motivo, tampoco quiso sacar inmediatamente la grabación en directo realizada el 11 de mayo de 1981 en Cleveland, la cual fue editada en 1987 en un doble álbum en directo llamado “Tribute”. Un álbum donde queda claro que Randy no se dedicaba en directo a tocar los solos tal y como estaban en los discos, si no que los llenaba de arreglos y adornos que enriquecían aún más las ya de por sí magnificas composiciones, ejecutando espectaculares solos, delicadas melodías y proyectando su guitarra a cada rincón del auditorio.

Imagen del Disco Tribute

Otra Versión Sobre su Muerte

La cuestión sobre la muerte de Randy Rhoads como un accidente ha sido materia de especulación. Esto se debe a que el conductor de la avioneta, Andrew Aycock, se encontraba pasando por una traumática separación con su esposa de entonces, y esta se hallaba a muy escasa distancia del autobús contra el que se estrelló la aeronave. También se ha afirmado que Aycock se había ofrecido a llevar a su esposa a casa junto a la caravana de la banda, lo cual provocaría sospechas, ya que Aycock y su mujer estaban pasando por la mencionada dura separación. Algunas fuentes indican que en realidad Aycock intentaba embestir con su avioneta el autobús donde viajaba su ex pareja, pero este falló y así impactó un ala contra el vehículo, perdiendo el control de la aeronave y estrellándola fatalmente.

Legado e influencia

Muchos de las grandes figuras de la música lo citan como el mejor guitarrista de la historia tales como Lemmy Kilmister de Motörhead, Marty Friedman ex-Megadeth, Dimebag Darrell y Steve Vai, así como productores y demás personas del ambiente musical. Varios críticos de música lo consideran el rey de los solos de guitarra eléctrica, y el solo de Mr. Crowley está posicionado como el mejor de los solos de guitarra según la revista Time Rock, superando a Eruption de Eddie Van Halen y Highway Star de Ritchie Blackmore. Además está posicionado en el puesto número 2 de la lista “Los mejores guitarristas que tienes que escuchar antes de morir” según la misma Time Rock, superando a Jimmy Page de Led Zeppelin y Tony Iommi de Black Sabbath.

En tan solo dos años pudo deslumbrar a mas de una generación, sus solos, auténticas obras maestras y su música, representan un legado el cual es capaz de brillar hasta nuestros días, a pesar de su temprana y trágica muerte. Era una persona humilde y seria, todo lo contrario a las historias de locuras, sexo drogas y rock and roll, muy popular en los ochentas y que solemos escuchar con los artistas.

Randy Rhoads dio un paso de gigante en la constante evolución de la guitarra eléctrica llevando hasta nuevas costas lo que habían realizado sus predecesores. Rhoads inauguró la guitarra del Heavy Metal en los 80 y fue sin duda el referente para toda la corriente posterior de guitarristas neo clásicos, tanto para Yngwie J. Malmsteen como para los que salieron en la segunda mitad de los 80. Sin dudas un guitarrista que a pesar de que muy pocas veces es mencionado, tal vez por su corta carrera, marcó un antes y un después en la historia de la guitarra eléctrica. Un grande entre los grandes cuyo legado aún perdura.

Randy permanece en el cementerio Mountain View de San Bernardino, su tumba fue trasladada a una especie de santuario vallado tras ser su emplazamiento original dañado por fans que se llevaban trozos de recuerdo u organizaban sus pequeños homenajes. No obstante, los devotos del músico siguen peregrinando cada 6 de diciembre, cumpleaños de Rhoads y el 19 de marzo por el aniversario de su muerte. 

Al final solo nos queda sus majestuosas canciones y la inquietud de saber donde estaría la música y el mundo de la guitarra si hubiese sobrevivido aquel trágico día.


Publicado en Cultura y ocio
Fuentes consultadas:
https://www.youtube.com/watch?v=KHIXz28KzuM&t=54s
https://en.wikipedia.org/wiki/Randy_Rhoads
http://www.rafabasa.com/2012/03/22/randy-rhoads-30-anos-desde-su-marcha-completo-reportaje/