Mi momento preferido del día es llegar a casa después del trabajo y ser recibido por la familia. Normalmente solemos sentarnos para contarnos cómo ha ido el día, desmembrando asuntos familiares y laborales y haciéndonos partícipes de nuestras penas y alegrías diarias. Un momento muy especial que a veces no valoramos, pero que sí echaremos en falta algún día.

Al fin y al cabo, ¿qué podría alegrarte más el día, por muy nefasto que haya sido, que tus hijos dándote la bienvenida con una sonrisa de oreja a oreja?. Precisamente esta es la escena recogida en el vídeo que compartimos a continuación, en el que podremos ver la llegada de un padre a su casa y el cálido recibimiento que recibe por parte de sus dos bebés de apenas 7 meses.

A pesar de ser todavía muy pequeños, es posible que la alegría de estos bebés tras saber que su padre ha llegado a casa emane de la idea de que cuando ese momento se produce, ¡es hora de divertirse!. Comparte esta emotiva escena y recuerda: valora todos y cada uno de estos instantes como si fuera el último.

Original: maritza211

Publicado en Familia