La muerte de un actor joven siempre es un varapalo para la industria del cine y todos sus fans. La desaparición de actores con un futuro prometedor por delante es muy triste y en muchas ocasiones dejan inconclusas películas en las que estaban trabajando.

Casos como el de Paul Walker lo hemos visto infinidad de veces, como sucedió con Heath Ledger mientras rodaba “El imaginario del doctor Parnassus” o el gran Philip Seymour Hoffman que no terminó su aparición en, la aún sin estrenar, “Los juegos del hambre : Sinsajo parte II”.

walker furious 7

¿Qué hacer cuando un actor deja inconclusa una película por defunción?

Cuando un actor muere y deja un film sin terminar los estudios se enfrentan a una difícil decisión que, básicamente se resume a 2 opciones: seguir adelante con la película (añadiendo los cambios pertinentes) o cancelar el film. Esta ultima opción es la que menos suele suceder, si bien es cierto que depende del porcentaje de película rodado por el actor o el grado de protagonismo de este. La cantidad de dinero que se mueve en las superproducciones de Hollywood es tal que se buscan soluciones pese a que esto aumente el presupuesto de la película.

En el caso de Paul Walker (fallecido el pasado 30 de Noviembre de 2013 en un accidente de coche) se ha decidido utilizar escenas rodadas y descartadas de otras partes de la saga, adaptándolas al film. También han incluido a sus 2 hermanos, de constitución muy similar para rodar determinadas escenas y mediante el uso de efectos digitales y planos en los que no se veía de frente al actor han conseguido que nadie note la diferencia entre las escenas rodadas por él y las de sus dobles.

walker diesel

Según Mike Chambers (presidente del consejo de la Sociedad Estadounidense de Efectos Visuales):

“La tecnología actual ha mejorado muchísimo con respecto a la de hace unos años y cada vez es más difícil notar la diferencia entre un plano real y uno creado utilizando CGI (Computer-Generated Imaginery)”

De esta manera algunas escenas se han solucionado grabando a sus dobles y reemplazando después su rostro mediante los citados efectos digitales, es una técnica costosa y cuya complejidad depende de la escena a modificar.

Chambers también añade que:

“En el caso de Walker es muy probable que tuviesen un modelo 3d del rostro del actor antes de su muerte ya que esto es algo habitual en las películas de acción en las que a menudo se ha de sustituir el rostro de un doble por el del intérprete en las escenas peligrosas”

paul-walker-accidente2_1

Los efectos digitales del film han sido llevados a cabo por el estudio de efectos especiales del director Peter Jackson, aumentando el coste total del rodaje en 50 millones de $, pero después de haber visto su buen hacer en las películas de “El señor de los anillos” y “El hobbit” no dudamos que habrá quedado un trabajo difícil de distinguir de la realidad.

Fuente: BBC, The inquirer

Publicado en Miscelánea