Quienes practican el supervivencialismo buscan estar siempre preparados para cualquier desastre que pueda ocurrir. Ser el último hombre -o mujer- con vida es el objetivo, pero por supuesto, las personas más pudientes tienen la posibilidad de costear el equipo más sofisticado y efectivo para que ningún zombi o bomba atómica pueda contra ellos. 

El supervivencialismo es la práctica de preparación para una posible ruptura en el orden civil de la sociedad. Los asiduos a este particular hobby se denominan “preppers”, que viene de la palabra inglesa preparation -preparación- y entre sus filas no solo se encuentran los fanáticos de las teorías de conspiración o fanáticos religiosos, sino también los ricos y famosos.

Las mentes brillantes detrás de las empresas más exitosas de Sillicon Valley han hablado sobre sus estrategias de supervivencia. No solo temen que un gigantesco terremoto destruya California (Estados Unidos), la utilización de armas nucleares, o quizás una epidemia que acabe con la población también están entre sus amenazas más temidas.

Publicado en Insólito
Fuentes consultadas:
http://planetamisterio.net/