Hoy día es normal encontrar una gran variedad de maquillajes y coloretes abarrotando los pasillos de perfumerías, centros de estética y supermercados. La oferta de color, textura, formato, marca y precio es realmente impresionante. Sin embargo, hubo un tiempo en que estos productos se hacían de forma totalmente artesanal.

No hablamos de los maquillajes de la antigüedad, usados por las civilizaciones egipcia, griega, romana o los escatológicos rituales de higiene de la Edad Media. Solo queremos remontarnos unos 50 o 60 años, antes de que el maquillaje se convirtiera en un negocio global.

El maquillaje antes

Durante los años 50 y 60, los coloretes artesanales, podían comprarse en los salones de belleza más lujosos de la ciudad, donde una especialista realizaba las mezclas a mano, según el tono de piel de la clienta.

Primero se realizaba la selección y pesado de los diferentes polvos de colores que utilizaban como materia prima. A continuación se mezclaba todo uniformemente con una espátula, para después compactarlo usando una pequeña prensa de mano.

El proceso era realmente curioso, y hemos logrado encontrar una completa y antigua grabación que lo demuestra. No te lo pierdas.

Fuente: Vintage et Industrial / Facebook

Publicado en Moda y belleza