Las personas con una discapacidad motora se encuentra a diario con una serie de barreras arquitectónicas que les dificultan, innecesariamente, su vida normal. Cosas tan aparentemente sencillas como subir un simple bordillo pueden suponer un reto y un esfuerzo considerable si te desplazas en silla de ruedas.

Lo de subir y bajar unas escaleras se convierte, directamente, en un reto imposible sin la ayuda de alguien. Por suerte, siempre hay gente trabajando y dándole vueltas a formas de solucionar estos problemas.

En Japón, tienen un sistema para poder utilizar las escaleras eléctricas con silla de ruedas que, esperemos, no tarden mucho en importar otros países. En Suiza, unos chicos idearon una silla que es capaz de subir escalones. Nos son los únicos ejemplos, pero sí son suficientes para demostrar que hay muchas maneras de dar solución a un mismo problema.

Hoy os traemos las imágenes de un bar que se ha ganado nuestra admiración por convertirse en un lugar accesible para todo el mundo. Como no tenían suficiente espacio para instalar una rampa han optado por colocar unas peculiares escaleras que se transforman, rápidamente, para permitir el acceso de una silla de ruedas. Una idea genial de la que esperamos tomen nota todos los demás locales.

Fuente: Fresh video

Publicado en Miscelánea