Aunque pueden darse a lo largo de todo el año, las estafas y robos  se multiplican durante la época estival. En verano, aprovechando las vacaciones y el clima de relax, estafadores y ladrones intensifican su actividad.

Uno de los métodos más utilizados es hacerse pasar por agente de policía, con la intención de ganarse la confianza de los ciudadanos y robarles cuando están desprevenidos.

Con esta técnica y localizados en la autopista de Valencia AP7, a la altura de Sagunto, una pareja de hombres se hizo pasar por policías, con el objetivo de parar a los conductores y robarles cuando estacionaban el coche.

Su modus operandi suele ser ponerse a la altura del vehículo por la izquierda para mostrarles una placa falsa. Una vez que sus víctimas caen en la trampa y estacionan sus coches, los asaltantes aprovechan para robarles. Este tipo de robo se conoce también por el nombre de ‘policía ful’, que hace referencia al engaño, a su falsa identidad.

policia-falsa1

Imágenes cortesía de El Confidencial

La suerte quiso que uno de los conductores al que intentaron estafar sospechara, y cuya valentía hizo que la pareja de falsos policías desistiera y huyera. Fue algo en la placa que mostraban lo que le hizo pensar que se trataba de una identificación falsa.

La suerte quiso también que el conductor tuviera tiempo suficiente para sacar fotografías del momento del engaño. Estas fueron determinantes para poder seguir la pista de estos presuntos delincuentes.

Los investigadores advierten que es más que probable que hayan perpetrado otros atracos en la misma autopista, así como en otras carreteras valencianas y catalanas en los últimos días.

policia-falsa2

Imágenes cortesía de El Confidencial

Con los datos recogidos, la policía sospecha que se trata de una banda conformada por sujetos de nacionalidad peruana y chilena que opera en España desde hace meses, quienes abordan tanto a conductores en marcha como a los que estacionan en áreas de descanso. En este último caso, los falsos agentes se identifican ante los viajeros cuando estos se encuentran merendando o descansando, para después abordarles de improviso.

Según fuentes policiales, la forma de aproximarse a sus víctimas pueden ser dos. Una, en la que simulan su falsa identidad durante un período de tiempo lo suficientemente largo como para registrar el equipaje y el interior del vehículo en busca de objetos de valor. Y dos, más violenta y basada en atacar a los ciudadanos en cuanto estos salen del coche y no tienen opción a defenderse. Es entonces cuando les agreden y les roban antes de abandonar el lugar.

Comparte esta noticia para alertar a todo el mundo, y evitar así convertirse en víctima de estos delincuentes.

Fuente del artículo e imágenes: El Confidencial

 

Publicado en Miscelánea